Macri, con Casaretto

Antes de reunirse con la presidenta Cristina Kirchner, el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri aseguró que comparte con la Iglesia su visión sobre la pobreza en la Argentina y la necesidad de aplicar políticas sociales contra la exclusión.
"Compartimos la visión de la Iglesia sobre la pobreza y la marginalidad, y creemos que tanto el oficialismo como la oposición debemos esmerarnos para elaborar propuestas serias de inclusión si queremos que cambie esta situación de injusticia social", afirmó.

Macri habló tras visitar al titular de la Pastoral Social, monseñor Jorge Casaretto, en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina.

Acompañado de Gabriela Michetti; de la ministra de Desarrollo Social, María Eugenia Vidal, y del director general de Cultos, Federico Suárez, Macri pidió "indicadores que proporcionen datos exactos de la realidad para actuar y comenzar a construir el verdadero capital social que necesita la Argentina".

Subrayó que a la hora de hablar de políticas sociales "no hay lugar para divisiones", sino que hay que "maximizar los recursos, las capacidades y el trabajo en conjunto".

Casaretto había hecho público un estudio de la Universidad Católica Argentina que revelaba que en el país hay 11,9 millones de pobres, tres más que los que contabiliza el Indec.

Comentá la nota