Macri busca seducir a Moyano para un acuerdo social porteño

Tras el conflicto con los recolectores, el jefe de Gobierno irá a la CGT con la intención de garantizar un escenario de paz social en la ciudad. Gremios dudan de sus planes políticos
A la par que el Gobierno nacional perdió el entusiasmo por conformar el Consejo Económico y Social junto a empresarios y sindicalistas, algunas urgencias políticas y la necesidad de garantizar un escenario de paz social en la ciudad terminaron por convencer al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, sobre la conveniencia de retomar la apuesta abandonada por el kirchnerismo e impulsar su propio pacto social con los actores más importantes del distrito. Esa apuesta llevará hoy a Macri a una cita muy llamativa: el mandatario porteño visitará la sede de la CGT para un encuentro personal con Hugo Moyano y algunos de los miembros de la cúpula sindical, a quienes expondrá sus planes para la atención de los principales problemas de la ciudad.

El gesto de Macri ya despertó algunas suspicacias en el entorno del ex presidente Néstor Kirchner, donde advierten que el intento del líder del Pro por acercarse a la CGT forma parte de su apuesta por consolidar una imagen de alcance nacional de cara a 2011. También cerca de Moyano admiten los propósitos políticos detrás de la propuesta de diálogo de Macri, y sostienen que guarda relación directa con el conflicto gremial que el último fin de semana puso en jaque el sistema de recolección de residuos de la ciudad.

"Se ha invitado a Macri a la CGT. El jefe de Gobierno va a presentar un plan a futuro y vamos a escucharlo", explicó ayer el propio Moyano al comentar el encuentro en declaraciones radiales. El jefe de los camioneros negó que la reunión esté vinculada con la negociación que la administración de la ciudad mantiene con su gremio por el conflicto de la recolección, aunque admitió que cada gremio aprovechará la conversación para "hacer las críticas que tenga que hacer".

Si bien en la central obrera explicaron que el encuentro fue acordado a partir de una invitación del macrismo para comenzar a analizar la posibilidad de dar forma a un acuerdo social en el distrito, reconocieron que detrás de ese objetivo Macri también apuesta a conseguir algún entendimiento para despejar cualquier temor de conflictividad gremial para los próximos tiempos. "Hay algunos temas polémicos vinculados a la situación del transporte, los conflictos con los municipales y cierto estancamiento en los planes de obra pública en la ciudad que podrían derivar en conflictos. Macri sin dudas pretende algún compromiso para evitar que esos problemas deriven en conflictos", razonó ante este diario un dirigente cercano al moyanismo.

Justamente en el encuentro de hoy el camionero se rodeará con sus gremios aliados, tal como ocurrió el martes en la reunión del consejo directivo cegetista, a la que no concurrieron los dirigentes agrupados en los llamados "gordos" e "independientes". Así, compartirán la charla con Macri los gremialistas Omar Viviani (peones de taxis), Amadeo Genta (municipales porteños), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Oscar Mangone (gas).

Comentá la nota