Macri busca inversiones e imagen de estadista en Davos

Macri busca inversiones e imagen de estadista en Davos
Participará en el encuentro desde el miércoles. Se especuló con que Redrado iría en representación de CFK, pero otra vez la Argentina no enviará funcionarios nacionales
En pleno derrumbe financiero internacional y sin funcionarios del gobierno nacional que le hagan sombra, Mauricio Macri aterrizará el miércoles por la noche en Suiza para participar del Foro Económico Mundial que anualmente se realiza en Davos. Acompañado de una magra comitiva, el jefe de Gobierno porteño llegará con dos objetivos centrales en mente: conseguir inversiones que le ayuden a cubrir los agujeros en el presupuesto porteño y mostrarse ante empresarios y líderes dentro y fuera del país como alternativa al matrimonio Kirchner.

Algo devaluado en el contexto actual, el Foro de Davos contará en esta edición con 2500 participantes de 96 países, incluyendo 41 jefes de Estado, como la alemana Angela Merkel, o el primer ministro ruso, Vladimir Putin. Por Latinoamérica irán Álvaro Uribe (Colombia) y Felipe Calderón (México). Llegarán a Suiza convocados por un ambicioso objetivo: “Reconstruir el mundo post-crisis”. Macri estará acompañado de su director General de Relaciones Internacionales y Protocolo, Fulvio Pompeo; su vocero, Iván Pavlovsky; y del director del Banco Ciudad, Federico Sturzenegger, quien -si bien llegará junto a su jefe político- fue invitado aparte por la organización.

En la búsqueda de su doble objetivo, el líder de PRO mantendrá reuniones con mandatarios de grandes ciudades y, además, se entrevistará con empresarios y banqueros. Así, tendrá encuentros paralelos al Foro con Boris Johnson, alcalde de Londres; o Letizia Moratti, alcaldesa de Milán. Mientras que mantendrá una audiencia privada con el presidente del Citibank, William Rhodes. “Estamos enfocados en dar un mensaje claro de apertura al mundo”, explicaron voceros de Macri en diálogo con El Cronista. “Si la Argentina se cierra cada vez más, nosotros nos abrimos. Hay otra Argentina, más allá de los Kirchner”, remarcaron.

En sus encuentros con líderes comunales, el jefe de Gobierno porteño analizará políticas ambientales enfocadas principalmente hacia el transporte, un aspecto de la gestión que le trajo recurrentes dolores de cabeza. Será en el marco de las deliberaciones de un grupo de alcaldes que suelen reunirse para debatir cómo mejorar la calidad de vida en las grandes urbes. Esa reunión marcará su primer cruce personal con el líder comunal de Londres, con quien volverá a reunirse en febrero en la capital inglesa.

Por otra parte, en su encuentro con Rhodes, Macri confirmó que abordará el desarrollo económico de la Ciudad y las posibilidades de que reciba inversiones para proyectos urbanísticos y de transporte, además de las distintas estrategias ante la crisis global.

Sin funcionarios nacionales

Siguiendo la postura habitual del kirchnerismo en la materia, ningún funcionario nacional viajará a Davos para participar del Foro Económico. El presidente del Banco Central, Martín Redrado, figuraba en el programa oficial del encuentro, aunque fuentes de la entidad que dirige aseguraron a este diario que hace más de un mes avisó que no asistiría. La explicación, llana, es que no es un encuentro de interés para el Gobierno.

Por ello, además de Macri y sus funcionarios, los únicos argentinos que estarán en Davos serán los empresarios Carlos Bulgheroni (Bridas), Sebastián Bagó (Laboratorios Bagó), Eduardo Elsztain (Grupo IRSA), Enrique Pescarmona (IMPSA) y Alec Oxenford (De Remate.com).

Desde su asunción como presidente, Néstor Kirchner renegó del Foro, al que solía relacionar con la política económica de la década menemista. Por ello, en 2004, no solo no viajó él, sino que tampoco lo hizo su entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna. En 2005, apenas envió al secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería, Alfredo Chiaradía. En 2006 no viajó a Suiza ningún funcionario del gobierno argentino. En 2007 el país fue representado por el secretario de Finanzas, Sergio Chodos. Mientras que en 2008 hubo fuertes especulaciones con que viajarían Redrado o el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, aunque finalmente el Ejecutivo nacional volvió a esquivar el encuentro.

Comentá la nota