Macri busca armar un frente de centro con Solá y Cobos

Quiere dar pelea en 2009 con una confederación de partidos con presencia nacional
Sistemático y ordenado como todo buen ingeniero, Mauricio Macri ya dejó en claro que durante los próximos meses combinará sus esfuerzos de gestión como jefe de gobierno porteño con un objetivo que lo desvela: generar una alternativa de poder para ganarles a los Kirchner en 2009 y llegar al poder nacional en 2011.

Sus hombres de confianza en el armado nacional (Horacio Rodríguez Larreta, Federico Pinedo, Julián Obiglio, Jorge Macri y Esteban Bullrich, entre otros) ya aceleraron gestiones y contactos de cara a la puesta en marcha de la confederación de partidos que asegure al macrismo tener presencia, y candidatos, en los principales distritos del país.

Mientras mira de reojo la confluencia entre la Coalición Cívica (CC) de Elisa Carrió y la UCR, Macri también moldea la creación de un gran frente en el espacio de centro con dos invitados de lujo: el vicepresidente Julio Cobos y el peronista rebelde Felipe Solá.

En principio, desde el macrismo se tomó con sorpresa el anuncio de la unidad entre la CC y los radicales, sin consulta previa ni invitación a sumarse.

"Tenemos mucho trabajo en común en el Congreso, coincidencias en la oposición a los superpoderes y la reforma del Consejo de la Magistratura, a favor de un cambio en la coparticipación y contra las facultades delegadas. No entendemos por qué esto no se aclara", ironizó uno de los dirigentes más importantes de Pro en la Cámara baja.

Los contactos con el vicepresidente de la Nación ya comenzaron desde el macrismo. "[Cobos] Hace un aporte muy importante a la política nacional", afirmó sobre él el diputado Federico Pinedo (Pro-Capital).

Los referentes macristas en Mendoza y en la provincia de Buenos Aires podrían ser de gran utilidad en el armado de un frente antikirchnerista, se ilusionan desde las filas de Pro.

Si de la provincia de Buenos Aires se trata, el espacio tiene ya dos precandidatos trabajando de forma paralela: el empresario y diputado Francisco de Narváez y el legislador provincial Jorge Macri. Aunque en el caso de De Narváez en el macrismo aún existen ciertos reparos por su cercanía con Eduardo Duhalde.

"Macri está de acuerdo con De Narváez en muchas cosas, pero no quiere quedar pegado en la foto con Duhalde", sintetizó un allegado al jefe de gobierno porteño.

En tanto, la buena relación personal entre Macri y Solá, que ayer concretó su alejamiento del kirchnerismo (de lo que se informa en la página 7), ilusiona a los macristas.

Una muestra de ello es que tras el anuncio de Solá, el titular del Pro bonaerense, Jorge Macri, aseguró ayer que "es necesario fortalecer la oposición con referentes que sostengan la política del diálogo y el consenso por encima de aquellos que prefieren seguir con la lógica del pensamiento único".

Cartas echadas

En la Capital, el distrito en el que Macri no puede permitirse una derrota, las cartas parecen echadas para que la actual vicejefa de gobierno, Gabriela Michetti, encabece las listas de candidatos a diputados nacionales, aun a pesar de sus dudas y reparos.

"Pondremos los mejores candidatos", dicen cerca de Macri, en clara referencia a Michetti, hoy por hoy la única dirigente en condiciones de derrotar a Alfonso Prat-Gay (Coalición Cívica) y a cualquier candidato del kirchnerismo en territorio porteño.

En el resto de los distritos es mucho lo que aún queda por hacerse desde el espacio. En Santa Fe, encabezado por el ex vicegobernador Marcelo Muñagurria; Entre Ríos, La Pampa y Córdoba, hay estructura propia y se buscarán alianzas con otros partidos. En las dos primeras se destacan dirigentes autoconvocados vinculados al agro, como el vicepresidente de Recrear Entre Ríos, Nicolás Mattiauda, uno de los hombres de confianza del líder de la protesta del campo, Alfredo De Angelis.

El Partido Liberal de Corrientes, los demócratas mendocinos y los demócratas progresistas en distintos distritos son otros partidos afines con los que habrá trabajo en común. Hay buena sintonía con los peronistas puntanos que encabeza Alberto Rodríguez Saá.

¿Y Ricardo López Murphy? "Lo vemos más cerca de la coalición de Carrió", dijo un macrista que conoce a la perfección las ideas de su jefe.

"La relación con Mauricio no hace pensar en un regreso", comentó otra fuente del espacio. Recrear, hoy liderado por Esteban Bullrich, cuestionó ayer a través de un comunicado el "apoyo" de López Murphy a la confluencia de Carrió y Morales y reafirmó su pertenencia a Pro.

López Murphy encabezará la semana próxima un encuentro nacional de su Corriente Cívico Republicana (CCR) en que se fijará una postura sobre alianzas para 2009.

Comentá la nota