Macri bajó la orden: no más papelones en el Interior

Para evitar lo que pasó en Catamarca, PRO no presentaría candidatos en varios distritos clave.
La decisión ya estaba tomada, pero el derrape en Catamarca terminó de empujar la decisión. Mauricio Macri no quiere nuevos papelones electorales y por eso determinó que PRO no presente candidatos en los distritos en los que las encuestas sean desfavorables. Esto puede incluir provincias del peso de Córdoba y Santa Fe. La idea madre es concentrar fuerzas y recursos en las dos Buenos Aires, la Ciudad y la Provincia.

Como ya contó Clarín, el escuálido 0,84% que PRO sacó en la elección provincial catamarqueña, el domingo 8, derivó en la decisión de intervenir el partido en el distrito y desplazar a su referente local, Gustavo Del Pino, por desobedecer la supuesta orden de no presentarse.

La estrategia electoral en el Interior es lo que conversan cada martes, entre otras cosas, los integrantes de la "mesa nacional" del macrismo: el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; los diputados nacionales Esteban Bullrich y Federico Pinedo; el empresario Nicolás Caputo, el presidente de PRO, José Torello; el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti; y el vice de la Legislatura, Diego Santilli. Una vez por mes se suma Macri.

"El piso se ubicaría en los dos dígitos", resumió uno de los dirigentes. A grosso modo, donde PRO se perfile a sacar menos del 10%, la propuesta sería dejar el casillero vacío. Para tener un parámetro, en las elecciones a diputados nacionales de 2007, que acompañaron la presidencial, el macrismo se presentó solo o aliado en nueve provincias. En cuatro sacó con menos de 1,5%, incluidas las decisivas Córdoba y Santa Fe.

En función de esta nueva estrategia, ¿qué provincias --además de las Buenos Aires-- quedarían en el mapa PRO de candidatos para este año? Algunas de las que se perfilan son Mendoza, Tierra del Fuego, Misiones, quizá Tucumán. Es donde hay algún armado mínimo o aliados con cierto peso.

En Mendoza, por ejemplo, el macrismo trabaja con los "gansos" del Partido Demócrata (así les dicen) y de allí también es el diputado Enrique Thomas, uno de los que emigró del Frente para la Victoria con Felipe Solá.

En Tierra del Fuego, PRO ya hizo una elección decorosa en 2007 (casi 6%) y apuestan a mejorar con el deterioro que --dicen-- tendría la gestión de la arista Ríos.

En Misiones, está el peronista Ramón Puerta, presidente fugaz y amigo muy cercano a Macri. En PRO especulan que con buenas alianza se puede soñar con un segundo puesto.

En cambio, el panorama viene de deserción en Córdoba y Santa Fe, donde "no tenemos nada", según se sinceraron los macristas. "En Santa Fe juntamos un montón de sellos que no implican ningún voto. Lo único que puede pasar es que (Carlos) Reutemann no pueda presentarse por el PJ, porque se lo queda Agustín Rossi, y busque alguno de estos sellos. Pero es muy difícil", agregaron.

¿Este plan acotado no atenta contra una eventual candidatura presidencial de Macri en 2011? Por un lado, el jefe de Gobierno tomó distancia de este objetivo con la decisión de adelantar la elección en Capital. Y por otro, ya son varios los macristas que creen que esa aventura sólo será posible si Macri logra hacer pie en el Interior con una estructura con rodaje, como la del PJ, y deja para otro tiempo la idea de un armado propio en las provincias.

Comentá la nota