¿Macri apuesta a las energías renovables?

La gestión Cambiemos, al menos por el momento, avanzó en materia renovable.

Mientras el mundo avanza hacia un paradigma más sostenible, Argentina también refleja inversiones verdes, en el cual este año hasta 2022 se proyecta con 4.000 millones de dólares de partidas en el sector. 2018 es el año del repunte energético verde para el país, porque empezarán a construirse los proyectos firmados en los últimos 12 meses, de los cuales 26 ya están en construcción y corresponden al Programa RenovAr, que impulsa el Gobierno.

De lograrse este plan, se puede cubrir el objetivo de 20% de su matriz energética con energías renovables para 2025. Hoy, esta oferta llega a 1,2%, pero ya existen contratos que permitirán escalar al 8 % este año y a 12% en 2019.

Argentina es uno de los países que tiene empresas petroleras interesadas en invertir en renovables. YPF recientemente presentó un proyecto donde propone la instalación de 30 aerogeneradores en un parque eólico en Cañadón León. El proyecto se desarrollará en Santa Cruz y generará una potencia de 120 MW. Esto implicaría la producción del doble del consumo actual. Además de la realización de obras civiles de acceso al parque, y a esto se le sumará la construcción de una subestación transformadora.

Así, los datos concretos confirman el interés de esta gestión por un futuro más ecológico: finalizó el 2018 con 24 centrales de energías renovables en funcionamiento desde la era Macri.

-8 parques solares

-8 parques eólicos

-4 centrales de biogás

-3 de biomasa

-1 una central hidroeléctricas.

En el mundo

El portal especializado Energía Limpia para Todos citó a las cuatro naciones que están cumpliendo gratamente sus objetivos en materia de energía renovable dando grandes lecciones al mundo viviendo el sueño de ser 100 % renovables.

Costa Rica

En 2017 el país logró 300 días de energía 100% renovable gracias principalmente a sus proyectos hidroelécticos. En 2018, el nuevo Presidente de esta nación ha anunciado la prohibición de combustibles fósiles promoviendo híbridos, eléctricos y otras alternativas sostenibles. Cuando hace más de 30 años Costa Rica empezó hablar de energía limpia parecía que hablaba de construir castillos en la arena pero hoy el país ha cosechado grandes éxitos más allá de las promesas y las buenas intenciones.

Costa Rica esta avanzando con paso firme para convertirse en el primer país latinoamericano totalmente renovable aprovechando recursos hidroeléctricos, geotérmicos, solares y biomasa. La World Wildlife Fund (WWF) indica que el país está cerca de alcanzar un nuevo hito en su historia energética: convertirse en el primer país de América Latina impulsado por energía 100% renovable. Energía LImpia XXI señala que el informe de WWF demuestra que Costa Rica tiene un potencial de 223mil gigavatios por año de hidroelectricidad, del cual al menos 10 por ciento está siendo explotado, y posee una gran capacidad de generación geotérmica y eólica. “Es el paraíso de las energías renovables más grande en la región de América Central”. Además el gobierno se planteó la meta de alcanzar una economía neutra en emisiones de carbono, y para ello apostó en llegar a 2021 con una matriz energética totalmente basada en fuentes renovables a partir de energía eólica, hidroeléctrica, biomasa y solar.

Uruguay

Este pequeño país de 3,4 millones de habitantes ya ha aprovechado todo el potencial de sus ríos para la generación hidroeléctrica y viene invirtiendo cada año el 3% de su Producto Interior Bruto (PIB) en una reforma estructural para lograr la soberanía energética en años de sequía y reducir su huella ambiental. Energía Limpia XXI destaca que en los últimos 6 años Uruguay ha invertido más de 22 mil millones de dólares en energía removable sostenible y ahora se perfila como líder regional. El país tiene unos vientos extraordinarios y es allí donde está su mayor aprovechamiento para generación de energía limpia. Ojo esto no significa que se descuide la solar o el uso de biogás.

Islandia y Lesoto

Las hidroeléctricas de Lesoto: En 1998 fue inaugurada una hidroeléctrica que posibilita la venta de energía y agua en África del Sur. El país produce el 90% de la energía que necesita.La pequeña industria del país está basada en la transformación de los productos agrícolas y en la confección de ropa. Esta última se benefició de la calificación del país para recibir los beneficios del Africa Growth and Opportunity Act del gobierno estadounidense. Lesoto ha logrado ser 100% renovable, gracias a la energía hidroeléctrica pero todavía lidia con la sequía en esos momentos compra energía a otros países vecinos. El proceso renovable debe consolidarse y está avanzando.

Los volcanes de Islandia: La energía en Islandia está basada casi al completo en las energías renovables. En 2011 el país produjo 65 444 GWh de energía primaria, de los cuales más del 85 % provenía de fuentes locales de energía renovable. La energía geotérmica de los volcanes dió 66,3 % de la energía primaria, complementado con la hidroeléctrica el 19,1 % y otras fuentes. En 2013 la electricidad producida alcanzó los 18 116 GWh, que fueron generados prácticamente al 100 % por energías renovables —superaron el 99 % en 1982 y han sido casi exclusivas desde entonces—. Los principales usos de la energía geotérmica son la calefacción de los edificios, con un 45,4 % del consumo geotérmico total, y la producción de electricidad, con un 38,8 %. Alrededor del 85 % de las casas del país se calientan con esta energía.

Comentá la nota