Macri admite errores de gestión y ya planea cambios en el Gabinete

Macri admite errores de gestión y ya planea cambios en el Gabinete
Narodowski dejará Educación. Lemus, Salud y Piccardo, Espacio Público.
La conferencia había quedado atrás hacía apenas unos minutos. Guillermo Montenegro fue en busca de paz a un despacho amigo y se recostó en un sillón de cuero negro. Casi no habló. En una posición que denotaba cansancio se puso a chequear los mails en sus dos celulares. Sólo desvió la vista de los teléfonos cuando oyó un chiste que lo involucraba: ¿Es cierto que a vos también te van a pedir la renuncia? El ministro reaccionó rápido: "Si me van a echar, háganlo pronto así puedo hacer reservas para enero".

Pero Montenegro sabe que no dispondrá de tiempo para pensar en vacaciones: Macri no lo va a sustituir por el escándalo del espía en su Gobierno. "Lo van a bancar a muerte. Le está poniendo mucho huevo a este tema y él no es el responsable", dijo, textual, una alta fuente del Gobierno.

Sí, en cambio, es un hecho que Macri prepara una renovación en otras áreas con la idea de relanzar su gestión. Y rodarán varias cabezas. Desde Madrid, en conversaciones informales, ya avisó que llegará con un plan de cambios que se formalizarán en la primera semana de diciembre.

La salida más rutilante del Gabinete será la del ministro de Educación, Mariano Narodowski, salpicado por el espía Ciro James, que era empleado del ministerio. Quizá, el alejamiento menos sorpresivo: hace tiempo que Narodowski puso su renuncia a disposición. "Mauricio me trajo y él me puede sacar", suele decir el ministro.

Otro que está con un pie afuera es Juan Pablo Piccardo, el ministro de Espacio Público y Medio Ambiente, que es resistido por buena parte del macrismo, aunque cuenta con el apoyo de José Torello, el apoderado de PRO, y de Nicolás Caputo, íntimo amigo de Macri. ¿Su reemplazante? Dos fuentes de primera línea contaron que será el legislador Diego Santilli. Al diputado de origen peronista le habían prometido el Ministerio de Transporte y Tránsito, que se está por crear. Pero el proyecto fue frenado en la Legislatura.

Jorge Lemus, el ministro de Salud, también está más cerca de irse que de quedarse. Hasta ahora fue el propio Macri el que lo sostuvo en su sillón. "Medio gabinete no comparte su gestión", dijo un ministro de esos que están seguros de que son inamovibles. El gran dilema es quién lo reemplazaría.

Los cambios en el Gabinete se darán junto con la asunción de Eugenio Burzaco, que tiene mandato como diputado hasta el 10 de diciembre, al frente de la Policía Metropolitana. "La idea es presentar todos los cambios juntos para que nos sirvan como un relanzamiento de la gestión", se oye en Bolívar 1. En medio de esos cambios también habrá toques en el Instituto de Viviendas de la Ciudad.

El escándalo del espía produjo un quiebre en la administración. No porque la rotación de nombres no estuviera prevista sino porque algunas quejas que antes se oían en los pasillos ahora llegan a las reuniones de Gabinete. "La gestión no es buena. Hay que meter mano urgente si Mauricio quiere ser presidenciable", se sinceró un alto funcionario ante Clarín.

La imagen del jefe de Gobierno, a quien miden más seguido de lo que se conoce, no ha sufrido grandes alteraciones. Su Gobierno, sin embargo, está en una curva descendente. Macri mide, en lo personal, entre 15 y 20 puntos más que su gestión. La gran preocupación que por estas horas existe en los despachos más poderosos es que esa caída se traslade a su líder.

Comentá la nota