Mackler y las fumigaciones

"Los agroquímicos afectan a la salud de la gente con lo cual más que reducir las distancias para las fumigaciones hay que ampliarlas", dijo el ministro de Salud, desautorizando la idea de Mackler de bajar la zona de exclusión.
El ministro del Salud, Miguel Capiello, desautorizó ayer al secretario de Medio Ambiente, César Mackler, al asegurar a Rosario/12 que "se harán todos los estudios epidemiológicos necesarios para profundizar el trabajo realizado por el doctor Alejando Oliva". El estudio había relacionado focos contaminantes como silos de cereales y los agroquímicos con deformaciones físicas y diversas enfermedades. También marcó distancia con el titular de la cartera de Medio Ambiente, al remarcar que "los agroquímicos afectan a la salud de la gente con lo cual más que reducir las distancias para las fumigaciones hay que ampliarlas". Lo hizo tras la idea de Mackler de reducir a 150 metros y 300 metros respectivamente las fumigaciones terrestres y aéreas.

--¿Ha podido acceder a estudios que relacionan focos de contaminación como feed loot, acopio de agroquímicos, silos cerealeros, basurales, y transformadores de PCB? ¿Que relación existe entre estos focos y la salud de la gente?

--En lo que tiene que ver con el PCB que se usaba en los transformadores de energía en la época en que estuvimos en la secretaría de Salud Pública, estuvimos trabajando en su eliminación por la problemática que podía causar sobre todo en enfermedades como leucemia. Con respecto a las enfermedades a las que se hace alusión en el estudio del doctor Oliva, no tengo información científica cierta que me permita decir que tanto los chicos varones que nacen con criptorquídea -que es el no descenso testicular- o la hipospadia, no tengo datos científicos que lo avalen. Pero el doctor Oliva me los va a enviar para que los lea, para luego hacer el estudio epidemiológico pertinente.

--Oliva asegura que no es sólo el glifosato el único problema, sino los distintos químicos como surfactantes o detergentes y clorpirifos que se le agregan. ¿Cuál cree usted como médico que es el impacto que pueden tener sobre la salud humana?

--El problema más serio que he visto, es cómo se usa. Hoy se fumiga en muchos lugares usando aviones y sobre el éjido urbano de algunas localidades. Por otro lado en donde los aviones no tienen el GPS se usan banderilleros humanos que indican los caminos. Toda esta situación tiene alguna acción sobre la salud: una criptorquídea puede causar problemas, la hipospada puede causar otro, pero creo que lo más complicado son los que afectan a la sangre y que pueden producir algún tipo de leucemia. Sobre estos temas tenemos que trabajar y actuar. Aclaro que este documento del doctor Oliva no lo conocía pero hoy (por ayer) hablamos por teléfono con él, y me ha mandado vía correo todos los documentos para que podamos trabajar en conjunto sobre todo con alguien que ha hecho un trabajo serio. Le recuerdo que la presidenta Cristina Fernández ha creado una comisión de seguimiento sobre los agroquímicos y fitosanitarios y la presidencia de la misma ha recaído en el Ministerio de Salud de la Nación.

--Hubo varias poblaciones que reaccionaron fuertemente ante las fumigaciones que sufrían sobre sus viviendas. ¿Cuál es el impacto que mide el Ministerio?

--Sobre las poblaciones que están cerca de las fumigaciones tiene un gran impacto que no se ha podido resolver mundialmente. Hay un libro de la periodista francesa Marie Robin que es muy extenso sobre el tema. Nosotros estamos trabajando fundamentalmente en la capacitación y cuando se presentan las enfermedades las tomamos en cuenta y tratamos a los pacientes. Pero aquí se trata de tomar conciencia, las empresas deben hacerlo, los productores deben tomar conciencia, y cuando estén las leyes pertinentes las vamos a aplicar con toda la fuerza que se necesita.

--Mackler quería bajar la zona de exclusión de fumigaciones a 150 metros en el caso de las terrestres, y 300 metros cuando sean aéreas.

--En principio creo que tiene que haber mucho más espacio, y sobre todo lo que creo es que debemos ser prudentes en el uso de las sustancias que dañan la salud.

--¿Usted no tiene atenuantes entonces sobre la afectación sobre la salud humana de estos agroquímicos?

--Es así, está probado esto.

--¿Mackler continúa en su cargo?

--Entiendo que sí, yo no he escuchado otra cosa.

Comentá la nota