Machinea: inflación preocupa (pero no falta Plan Austral)

• El ex ministro de economía reconoció que fue «un error» la tablita que lleva su nombre
«Para la inflación actual no es necesaria una política de shock (como fue el Plan Austral), pero de todos modos la situación es preocupante». La frase pertenece al ex ministro de Economía durante parte del Gobierno de Fernando de la Rúa, José Luis Machinea, que expuso ayer en la Universidad Católica Argentina.

Un tanto reticente a hablar de la coyuntura económica argentina, Machinea prefirió refugiarse contando detalles de su paso como parte del equipo económico de Raúl Alfonsín y de cuando fue titular del Palacio de Hacienda, entre fines de 1999 y comienzos de 2001. Respecto de su renuncia al cargo de ministro, en marzo de 2001, confesó: «Tuve la percepción de que el presidente no tenía la confianza necesaria».

De las pocas frases que esbozó en su charla con la prensa acerca de la situación actual, aprovechó para sumar su voz a poner en duda los números del INDEC. «Para poder atacar la inflación hay que tener índices en los que se pueda confiar», indicó.

Así lo hizo luego de su exposición sobre «La evolución de la economía argentina en los últimos 25 años» -que fue moderada por el economista Juan Carlos de Pablo-, ante un público de más de 250 personas, en su mayoría estudiantes de la universidad organizadora, además del decano, José María Dagnino Pastore, y el director del Banco Central y de la carrera de Economía de la UCA, Carlos Pérez.

Justificación

De visita en la Argentina (está radicado en Madrid), Machinea reconoció que «políticamente fue un error» imponer la tablita (que fue eliminada por el actual Gobierno), aunque «técnicamente no lo fue». Explicó que en ese momento había recesión, se tenía que mejorar la competitividad y no existía financiamiento externo (de hecho, situación no tan diferente de la actual). «Las alternativas a la tablita no eran factibles», recordó. Sin embargo, frente a una pregunta de este diario, acusó a la administración actual de haber empeorado el esquema de la tablita. «Si hay alguien que profundizó los saltos fue este Gobierno», fustigó.

Además, aconsejó que habría que focalizarse en medidas para enfrentar en la recesión argentina actual, aunque advirtió que no hay margen para adoptar políticas anticíclicas. «Lo que nos pase depende de lo que ocurra en el mundo», sostuvo.

A continuación, otros puntos de la exposición de Machinea:

# Cuando hicimos el Plan Austral, los acreedores eran los bancos, no los bonistas. Negociamos con las entidades y tratamos de patear la pelota para adelante. Pensábamos que íbamos a reestructurar la deuda en algún momento. Esto ocurrió, pero cuando nos íbamos; lo disfrutó el Gobierno de Carlos Menem.

# Cuando intentamos vender Aerolíneas Argentinas, el peronismo nos acusó de traidores a la Patria. Doce meses más tarde, estaban vendiendo todo.

# La convertibilidad fue un atajo para hacer cumplir ciertas reglas que de otra manera no se hubiera hecho. Pero no se podía salir de ésta sin romper con todos los contratos. Era obvio que así era el caos total.

# El problema con los déficits fiscales es que todos los gobernantes intentan ser reelectos. Deberíamos tener como en Chile instituciones y que exista consenso sobre cuál debe ser el déficit fiscal.

Comentá la nota