Macair, la única que gana con Aerochaco

Mientras la provincia tiene a los aborígenes acampando en la plaza central de Resistencia, en lo que va de 2009 el gobierno de Jorge Capitanich debió pagar a Macair Jet SA, propietaria de las naves de la aerolínea provincial, por lo menos más de $ 15 millones en concepto de compensaciones y compra de horas de vuelo. De acuerdo al contrato firmado por el gobierno de Chaco y la empresa de Franco Macri, ante la falta de pasajeros el Estado provincial debe comprar las ubicaciones sin vender. Con aviones con capacidad para más de 100 pasajeros, los vuelos de Aerochaco salen sólo con 20.
El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, tuvo su sueño y lo cumplió, o al menos lo hizo volar. Aunque esta vez el "soñar no cuesta nada" no se cumplió. Aerochaco, la empresa que el gobierno chaqueño tiene en sociedad con Macair Jet SA, la empresa aeronáutica de Franco Macri, le generó al Estado provincial, sólo en lo que va de 2009, gastos superiores a los 10 millones de pesos.

De acuerdo con los documentos a los que accedió PERFIL, Fiduciaria del Norte, la empresa que administra el gerenciamiento de Aerochaco, ya depositó en cuentas de Macair al menos 15 millones de pesos en concepto de compensaciones y compra de horas de vuelo.

De acuerdo con el "Libro mayor de cuentas" de Fiduciaria del Norte, el 2 de julio de 2009 la empresa de Franco Macri recibió un depósito de 500 mil pesos, sin especificar en concepto de qué. Esas transferencias bancarias se repitieron durante los ocho meses de 2009 y quedaron asentadas en los libros contables.

A fines de 2008, a través de una carta dirigida al Nuevo Banco del Chaco, Fiduciaria del Norte SA solicitó la transferencia de $ 5.458.396 desde la cuenta corriente de Fideicomiso Aerochaco hacia la cuenta corriente del Banco de Galicia, cuyo titular es Macair Jet SA.

En esa misma nota se especifica que el monto transferido es para la cancelación de la "factura A-1-3769". Estos documentos dejarían en evidencia lo que hasta ahora el gobierno de Chaco no quería reconocer: la inviabilidad de la aerolínea regional. En febrero, el diputado nacional de la UCR, Carlos Urlich, denunció que Aerochaco le costaba a la provincia 100 mil pesos por día y pronosticó una pérdida mensual de tres millones de pesos. Voceros de Macair explicaron a PERFIL que es probable que la gripe A haya generado una caída en la venta de pasajes y "que es posible" que la provincia haya tenido que afrontar el costo de la "garantía flotante". El gobernador de Chaco no respondió a los llamados de PERFIL para dar su explicación sobre el tema.

El acuerdo de prestación de servicios entre Macair y Fiduciaria del Norte SA contó con la firma de Carlos Colunga. Colunga es el gerente de Macair que también está involucrado en la operación y explotación del avión que el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime usaba como propio. El presidente del grupo Socma, Leonardo Maffioli, fue el otro representante de la compañía que suscribió el acuerdo.

En ese contrato, la empresa de Macri dejó establecido que era necesario extender el contrato como mínimo por cuatro años para que Macair recupere las inversiones. La situación de Macair ante al Secretaría de Transporte todavía se encuentra entre algodones. Sin contar con las habilitaciones definitivas, necesita la renovación de los permisos provisorios, algo que con la llegada de Juan Pablo Schiavi a la Secretaría de Transporte se habría destrabado. Al final de cuentas, Schiavi fue el jefe de campaña de Mauricio Macri en 2003.

De acuerdo con una carta que Maffioli le envió al secretario Jaime, se dejaba en claro que, de contar con las habilitaciones, Macair obtendría una facturación anual de US$ 50 millones en la explotación de Aerochaco. Jaime nunca aceptó. El 29 de Julio, Schiavi autorizó a Macair a utilizar el segundo avión MD-87 para la operación de vuelos charter. Un paso clave.

Comentá la nota