Un macabro caso sacude a Brasil

BRASILIA (AP).- La policía brasileña está investigando a un conductor televisivo, el legislador estatal y presunto traficante de drogas Wallace Souza, bajo la sospecha de que ha cometido por lo menos cinco asesinatos para aumentar el rating de su programa, en el que intentaba mostrar que en la región amazónica brasileña abundan los crímenes violentos.
"La orden de ejecutar [los asesinatos] siempre provino del legislador y de su hijo, quienes entonces advertían a los equipos de grabación del Canal Livre TV para que llegaran al lugar del delito antes que la policía", acusó el jefe policial Thomaz Vasconcelos.

Los asesinatos de narcotraficantes que compiten entre sí, dijo Vasconcelos, "parecen haberse cometido para que Souza (un ex policía) se librara de sus rivales y, a la vez, incrementara la audiencia de su programa".

Por su parte, el abogado de Souza, Francisco Balieiro, señaló que su cliente rechaza vehementemente las acusaciones y que "no hay una sola prueba material". El abogado afirmó que algunos rivales políticos intentan manchar el nombre de Souza con denuncias falsas y que el único testigo es un policía caído en desgracia que busca ser perdonado por nueve asesinatos que él mismo cometió.

Vasconcelos dijo que las acusaciones surgen de testimonios de varios ex empleados y guardias que trabajaron para los Souza, presuntamente como parte de una red de ex policías involucrados en el narcotráfico.

El hijo de Souza, Rafael, está preso acusado de homicidio, narcotráfico y posesión ilegal de armas. Y su padre enfrenta denuncias de narcotráfico y delincuencia organizada, pero sigue libre porque goza de inmunidad legislativa. Aún no fue acusado oficialmente de los asesinatos.

Comentá la nota