Lutz esquiva versiones de renuncia

El secretario de Economía, Federico Lutz, esquivó las versiones de renuncia. Dijo que de tomar esa decisión se la comunicará primero al intendente y remarcó que "hay que entender que lo que debe continuar es la gestión de Cascón".

Las manifiestas diferencias entre Lutz y el intendente Marcelo Cascón se profundizaron la última semana y hoy en una improvisada ronda de prensa el funcionario mantuvo la incertidumbre al indicar expresamente que si toma la decisión de alejarse de esta gestión lo hablará primero con el intendente.

El titular de Economía desde su regreso anticipado de sus vacaciones no se reunió con el intendente para dialogar de las diferencias y aún aguarda el llamado desde la Secretaría Privada para tener una audiencia con el mandatario que según indicó "seguramente será antes del fin de semana".

"Que se hayan planteado diferencias con el intendente municipal tiene que ser resuelto puertas adentro y si en algún momento me toca tomar una decisión de esas características tengo que comunicárselo primero al intendente", dijo Lutz esta mañana al romper el silencio tras retirarse de una reunión con concejales donde se debatió la deuda que mantiene el Ejecutivo con el cuerpo.

Sin una clara respuesta sobre la consulta de su posible renuncia, Lutz señaló que "lo que hay que entender es que lo que debe continuar es la gestión del intendente Cascón porque los ordenes institucionales y los resultados electorales hay que respetarlos. Acá el que debe culminar su mandato es Cascón", sentenció.

Agregó que "lo importante no es lo que hagan los funcionarios del Estado sino el intendente y el intendente está firme en su decisión de seguir gobernando la ciudad. No me corresponde a mi gobernar la ciudad sino asistir".

Una de las últimas diferencias del secretario con el intendente fue la firma de un acuerdo con la Empresarial del Cerro Catedral para volver atrás en la decisión de aplicar las tasas municipales en esa área exigiendo el pago del 50%.

Lutz se desayunó del acuerdo –el cual no compartiría- cuando se encontraba de vacaciones en el exterior y ahora minimizó su malestar al considerar que esto se debió a que "el Gobierno tiene que tomar definiciones políticas y que no siempre los preceptos técnicos deben priorizarse en el análisis administrativo general".

Ante la consulta de ADN respecto de ese acuerdo del intendente y la empresarial, Lutz explicó que Cascón "me expresó su voluntad de percibir el dinero correspondiente de la totalidad de las tasas" y señaló que según entiende el intendente "es un diferimiento de las obligaciones y no una reducción a favor de los empresarios".

Con este argumento, Lutz dijo que no modificará las partidas de recaudación previstas en el Presupuesto 2010 que estima ingresos por 1,3 millones de pesos por las tasas del Catedral.

A las diferencias con el jefe comunal se suma también el malestar por nuevas contrataciones para la seguridad del vertedero municipal y la falta de decisión aún respecto de una resolución con 20 puntos para lograr un mayor ajuste y control del gasto público, en cuyas medidas se incluye la revisión de adicionales de los municipales, la suspensión de contrataciones y subsidios, y otros puntos evaluados por Lutz como necesarios para mejorar las finanzas.

Comentá la nota