Lutz anunció moratoria y Emergencia Económica para equilibrar las finanzas

Ante los concejales, el secretario de Economía blanqueó una situación crítica, y con un déficit mensual de más de 2 millones de pesos. Por primera vez los ediles contaron con información cierta del pésimo estado de las cuentas.
La deuda supera los 16 millones, la recaudación propia y de coparticipación están en baja, y el rojo bancario mensual alcanza los 5,3 millones. Confirmó que se presentará un proyecto de Emergencia Económica, y una moratoria.

Para ejemplificar el crítico estado de las finanzas municipales, el secretario de Economía, Federico Lutz, explicó que la comuna "funciona con una disponibilidad de cinco mil pesos diarios", una vez cubiertos los compromisos de sueldos y gastos básico.

Según Lutz "estamos desfinanciados y a un paso de estar quebrados", y brindó a los concejales –durante una reunión de la Comisión Legislativa- un detalle del nivel de desfinanciamiento, del déficit mensual, y de la inexistencia de estructura del área de Obras Públicas para la prestación de servicios.

En ese marco, el flamante secretario de Economía confirmó que presentará un proyecto para declarar la Emergencia Económica, y una iniciativa para declarar una moratoria. Ambas iniciativas aún no están elaboradas, pero buscan, en forma paralela, contener el gasto e incrementar la recaudación de la Tasa por Servicios y la de Inspección, Seguridad e Higiene, y autorizar la toma de créditos para equilibrar las finanzas.

La emergencia no tocará la masa salarial de los trabajadores municipales, aunque –como adelantó ANB- limitará cualquier pedido de incremento de haberes para el resto del año. Otorgará, según explicó Lutz, facultades para negociar un achique en el pago de las horas extras, a partir del reacomodamiento horario de los trabajadores.

Con la moratoria, el Ejecutivo pretende "salir a recaudar unos 8 millones de pesos", explicó el funcionario.

En cuanto a los ingresos, para optimizar el porcentaje de cobro de la Tasa por Servicios, se prevé establecer un acuerdo con la Cooperativa de Electricidad (CEB) buscando mejorar el nivel de distribución de las facturas. Es que de los 46 mil contribuyentes, sólo 36 mil efectivamente son distribuidas, y la recaudación alcanza apenas el 30 por ciento.

La CEB distribuye a los 48 mil usuarios, y posee un nivel de recaudación del 99,3 por ciento. El mecanismo analizado es incluir una boleta troquelada de la Tasa, añadida a la factura de la Cooperativa.

Números

El panorama de la situación financiera realizado por Lutz, blanqueó el nulo margen de maniobra del Ejecutivo.

El déficit mensual operativo es de 2 millones de pesos, a los que se sumarían otros 2 millones en caso que la provincia regularice la situación excepcional en la remisión de la coparticipación, ya que Bariloche está "adelantada" en relación a otros municipios.

Los ingresos mensuales rondan los 6 millones, sumando coparticipación y recaudación propia, pero con un panorama decreciente en cuanto a la efectividad recaudatoria. Los egresos, en tanto, superan los 8 millones, con "una prestación de servicios mínima", según Lutz.

El stock de deuda trepa hasta los 16 millones de pesos, de los cuales el 90 por ciento se compone de incumplimientos económicos, "obligaciones que debimos haber afrontado y el Estado no hizo frente en tiempo y forma"; mientras que el 10 por ciento tiene origen "financiero", compuesto por los intereses del descubierto bancario mensual, y otros créditos asumidos por el Ejecutivo.

La recaudación de Tasa por Servicios Retribuidos alcanza apenas al 30 por ciento, con una proyección decreciente, que por ejemplo en marzo ubicaría los ingresos por este concepto en apenas un 50 por ciento en relación al mes de enero.

Los concejales coincidieron en elogiar el nivel de información otorgada por Lutz, contrastando la situación con los "sufrido" durante la gestión de Jorge Temporetti. (ANB)

Comentá la nota