Con la lupa en el cable

El organismo regulador convocó para mañana a los gerentes de las empresas de televisión paga para que detallen qué medidas están tomando para cumplir con la resolución que las obliga a no subir el precio del abono.
La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia convocó para mañana a los gerentes de las empresas de televisión paga para que detallen qué medidas están tomando para cumplir con la resolución que las obliga a no aumentar el abono. El organismo antimonopolio les ordenó el viernes que se abstengan de aplicar ajustes por un plazo de 60 días y que en caso de haberlos aplicado retrotraigan la situación a noviembre de 2009, directiva que oficializó el martes a través de la resolución 8 publicada en el Boletín Oficial. El plazo fijado es para determinar si existió cartelización por parte de los operadores. Sin embargo, la Asociación Argentina de Televisión por Cable ya adelantó que la actividad "no está alcanzada por la Ley de Defensa de la Competencia".

El vicepresidente de la CNDC, Guardia Mendonca, informó ayer que "se ha llamado a los principales directivos de las empresas prestadoras de televisión paga y de las asociaciones que las nuclean para certificar en forma efectiva el cumplimiento de la medida ordenada". Según remarcó el funcionario, el objetivo es "reforzar el control para que se cumpla con la devolución del dinero a aquellos que le han cobrado en estos meses el aumento y para comprobar que los consumidores hayan sido informados sobre la suspensión de los aumentos".

En los considerandos de la resolución publicada el martes, la CNDC citó artículos periodísticos donde se informa sobre aumentos de precios de entre 6 y 10 por ciento. "Esos hechos dieron cuenta de la existencia de actos realizados no ya por un actor individual del sector de la TV paga, sino por los principales operadores y entidades que los agrupan, tendientes a la fijación presuntamente concertada de los precios del servicio", afirma la CNDC. Además, afirma que "no se descarta la existencia de otros actos realizados con la misma finalidad, tales como reuniones entre competidores y el intercambio de información".

La cámara que agrupa a las principales firmas del sector se mostró sorprendida por el accionar de la comisión, pues afirma que es un servicio desregulado y que los cableoperadores fijan sus precios y modalidades de acuerdo con sus particulares estrategias de negocios. Además, se sienten perseguidos pues afirman que no se tomó la misma decisión cuando se anunciaron aumentos similares en medicina prepaga y celulares, otros dos servicios desregulados. La principal empresa del mercado de la televisión por cable es Cablevisión, del Grupo Clarín, que luego de fusionarse con Multicanal pasó a concentrar el 85 por ciento del mercado en Capital y Córdoba, el 95 en Santa Rosa y el 78 por ciento en Santa Fe, entre otras zonas. Esa operación también fue objetada recientemente por la CNDC que anuló la fusión. Sin embargo, la empresa apeló y obtuvo un fallo judicial a su favor.

Comentá la nota