El lunghismo reitera que Tandil "padece un modelo coparticipativo injusto y represivo"

Denuncia "saqueo de recursos", no poder manejar riquezas propias "con autonomía", y "retardo en el envío de fondos" por parte del Gobierno nacional. "A pesar de que nuestra plata siga yéndose a otro lado, Tandil sigue siendo una ciudad sustentable", retrucó un concejal oficialista.
Luego de que el concejal del PJ-Frente para la Victoria, Néstor Auza, criticara en declaraciones realizadas a Multimedios El Eco el modelo de Municipio de la administración de Miguel Lunghi, el oficialismo salió a defender el desempeño del pediatra al frente del Ejecutivo.

"El concejal Auza parece insinuar que la demora en la obra pública en vivienda, que el Estado nacional determinó en Tandil, responde a que se interrumpió el contacto, a algo que lesionó profundamente la relación entre ambos estados", arremetió Néstor Müller, concejal de la bancada oficialista.

Además, señaló que "el concejal del Frente para la Victoria da por sentado en sus declaraciones que es justo y coherente que el Gobierno nacional decida no dar vivienda a los tandilenses por tener un Intendente que no es de su signo y proyecto político".

Y agregó que el justicialista "da por sentado que es normal que sólo se ayude a aquellos intendentes del mismo palo o que tengan esos buenos modales: al que juega mal se le corta el chorro, le faltó decir", se molestó el edil radical.

Müller argumentó que "Tandil, como muchos municipios, padece un modelo coparticipativo injusto, represivo, que da lugar a la centralización de los fondos y al manejo al antojo para premiar o castigar".

Para el concejal se trata de "un modelo donde regresa de la Provincia y Nación sólo una ínfima parte de lo que los tandilenses pagamos en impuestos: menos de un 30 por ciento de lo que recauda el Estado nacional es coparticipable".

En tal sentido, subrayó que la ciudad "padece también como los 135 municipios de la Provincia, la falta de autonomía legal y económica que consagra la Constitución Nacional, pero que le es negada y violada por el Gobierno provincial".

"Mientras que el Presupuesto 2010 de la Provincia de Buenos Aires prevé sólo déficit (5.350 millones en rojo) y cada vez adquiere más y más créditos (recientemente tomó un préstamo de cinco bancos privados por 215 millones de pesos), nuestro Municipio se ha administrado a lo largo de los años con transparencia y con criterios de sustentabilidad y crecimiento", señaló Müller en respuesta, a lo que Auza dijo a este medio.

Por lo tanto, le sumó que "incluso el Gobierno provincial estableció en su Presupuesto la facultad de condonar a los municipios muy endeudados (léase municipios del conurbano, del Frente para la Victoria), es decir, saneará las cuentas de algunos con las plata de todos los bonaerenses".

Fuerte defensa al

modelo criticado

Müller aseveró que "nuestro Municipio se ha puesto a la vanguardia en materia de desarrollo y calidad de vida desde el inicio de la gestión del actual Intendente. Es una ciudad con una marcada diversidad económica, que prioriza la belleza y el cuidado ambiental, la revalorización del espacio público".

También señaló que es un modelo "comprometido con la salud de los vecinos, donde se descentraliza la atención y se brinda servicios de alta calidad a través del Hospital Ramón Santamarina y el nuevo Hospital de Niños. Un Municipio que pretende su integración regional e internacional, con criterios justos de desarrollo, donde existe una fuerte política de descentralización y participación popular, con planificación urbana seria y de largo plazo", completó.

Para finalizar, el edil consideró que Tandil es "una ciudad reconocida y distinguida en distintos foros nacionales e internacionales por su desarrollo sustentable, y la política llevada a cabo tiene una evidente aceptación por parte de los vecinos. Es uno de los municipios con mayor nivel de educación formal y con menor índice de mortalidad infantil en la Provincia".

"A pesar del saqueo de recursos, a pesar de no poder manejar nuestras riquezas con autonomía, a pesar de que el Gobierno nacional retarda el envío de fondos, a pesar de que nuestra plata siga yéndose a otro lado, Tandil sigue siendo una ciudad sustentable, integrada, y en pleno desarrollo, a la vista de todos.

Comentá la nota