Lunghi, sobre la muerte en el Hospital de Niños: "Queremos que la verdad salga a la luz"

En su última entrevista antes de iniciar las vacaciones el intendente Miguel Ángel Lunghi se refirió a dos resonantes casos que salpican a las principales instituciones de salud pública de la ciudad, la presunta venta de morfina en el Hospital Santamarina y la muerte de un nene de 13 años en el Hospital de Niños, sobre finales del año pasado.
"Me duele mucho lo que ha pasado, he hablado con los familiares y me he comprometido a llevar la investigación hasta las últimas circunstancias". En el sumario ya están declarando varios médicos que atendieron al chiquito que falleció", aseveró el jefe de gobierno en declaraciones al programa Marca Registrada que conduce Marcelo Bettini.

"Queremos que la ciudadanía de Tandil esté tranquila, si hay algo que no ha estado bien lo vamos a decir, vamos a hacer todo público cuando el sumario esté terminado", anticipó el pediatra y también reconoció que "en primera instancia la responsabilidad recae siempre sobre el Municipio y luego el Estado tiene que actuar sobre los profesionales, esto es igual que en el caso del formol, el Municipio siempre tiene que pagar, como hace poco pagamos por un caso de 1994 cuando había otro intendente y ahora nosotros tendremos que actuar sobre el profesional".

Con respecto a la supuesta venta de morfina por parte de un enfermero a una paciente que luego se hizo adicta y descubrió el caso, Lunghi opinó que "es un caso confuso porque para el uso de morfina hay que llevar un libro por triplicado y para pedir una partida nueva hay que exhibir muchos comprobantes, hay muchos presuntos implicados y por eso es un sumario más complejo pero espero que todo salga a la luz".

Comentá la nota