Lunghi recorrió las obras del Hospital y dijo, a lo Cobos, que el sector que reclama es "no fácil"

Junto a parte de su equipo, el Intendente recorrió las obras que se realizan en el Hospital Ramón Santamarina". Esperan poder inaugurarlas en el acto de conmemoración de los cien años de la institución. Opinó que no hay conflicto y que el diálogo siempre está abierto. Agradeció, además, a todos los que aportan a la obra.
En una charla con Multimedios El Eco y luego de finalizar la recorrida que realizó en la mañana de ayer para supervisar de cerca las obras, tal como es su costumbre, el intendente Miguel Lunghi manifestó que "desde el primer día de la gestión venimos trabajando en la salud y en el Hospital. Faltaban algunas cosas y, sobre todo, después del incendio y para este año teníamos previsto un presupuesto para la construcción a nuevo del sector de neonatología, las reformas en odontología y en kinesiología, que nos permiten continuar con la transformación del sistema de salud pública y dar progresivamente mejor atención igualitaria y de calidad a todos los vecinos".

Agradeció "el gran acompañamiento y apoyo de toda la comunidad, que con sus donaciones y aportes muy significativos permite que también estemos terminando toda la revalorización de fachadas y estructuras externas de este histórico edificio", en el marco de la celebración del centenario del Hospital, mientras era acompañado de cerca por el actual secretario de Gobierno y candidato a primer concejal para las próximas elecciones legislativas, Marcos Nicolini.

Reclamo de los profesionales

Más adelante, el jefe comunal analizó la situación con la Cicop y el reclamo salarial, que llevaron a los profesionales médicos a realizar una medida de fuerza. Para Lunghi, "no hay conflicto", pero lo que pasa es que es un sector "no fácil", que "tiene sus quejas, que desea sus reivindicaciones" y que lo van "llevando".

Ampliando el concepto, dijo que el profesional del Hospital que "es bueno y que trabaja es igual a otros profesionales del Municipio, como los arquitectos, los ingenieros y los veterinarios, y nosotros los vamos llevando a todos los profesionales de la misma manera, pero a veces el profesional del Hospital pide un poco más, como a lo mejor él cree que se lo merece, pero nosotros no podemos porque el veterinario, que es un señor profesional, que cuida nuestra salud, la salud de Tandil y que ahora trabaja previniendo el dengue, le tendríamos que estar aumentando la cantidad de dinero, pero no tenemos".

"Esta es la verdad"

"A veces lo entienden, a veces hacen los reclamos, pero seguiremos en la mesa de diálogo. No es fácil, no tenemos los recursos. No es que no queremos pagar, pero se sabe que en el ámbito privado las cosas son distintas, pero desde el Municipio, no podemos. Los médicos que se van es porque quieren mejores honorarios, pero nosotros no los podemos pagar".

Recordó que "cuando nosotros llegamos, había 92 médicos nombrados y hoy, 160. Hemos trabajado mucho. De 8 millones de pesos hemos subido a 43 millones, por lo que creo que vamos a terminar bien, con diálogo".

Finalmente, al consultarlo sobre si piensa que estos reclamos pueden empañar los festejos por los cien años, fue enfático y dijo que "no, porque el médico quiere al Hospital", aunque tenga "derecho a su reclamo. Vamos a ver qué es lo que podemos hacer porque lo que yo pago, es dinero del pueblo".

Los actos están programados para el 24 de abril, con un encuentro en el Salón Blanco del palacio municipal y el comienzo de unas jornadas científicas, y se prolongarán hasta el 27, con distintas actividades.

Las obras

Sobre las reformas que se llevan adelante en el histórico edificio, Lunghi resaltó que "en el caso de neo, estamos haciendo el espacio a nuevo, que tendrá el equipamiento y las comodidades como las de las instituciones privadas. En realidad, antes el Hospital tenía una nursery en un lugar muy chico, pero ahora contará con una sala de neonatología completa y con un neonatólogo que ya está cumpliendo funciones. También aquí se instalará la nueva incubadora de terapia intensiva que donó Juan Martín del Potro a través de su fundación".

En ese sector, ubicado en el primer piso en el antiguo sector de pediatría, se desarrollan tareas que comprenden el recambio de instalaciones eléctricas, de gases medicinales y desagües, colocación de pisos y cerámicos, techos, paredes y aberturas, armado de subdivisiones y montaje de aparatología y equipamiento.

Junto a estas labores, en los tres sectores mencionados "avanzamos también con el recambio de todo el mobiliario de los consultorios externos y con un nuevo sistema de gases medicinales en habitaciones de cirugía general", detalló el jefe comunal.

El compromiso de la comunidad

El Intendente resaltó y valoró "el apoyo permanente que toda la comunidad, empresas, instituciones y vecinos le brindan al Hospital, como en este caso con todas las donaciones de materiales y dinero que se han hecho para refaccionar y revalorizar este edificio que va a cumplir 100 años".

Las mejoras exteriores en las que se trabaja abarcan la pintura y reacondicionamiento de las fachadas, aberturas y techos de todo el edificio, así como arreglos en el sector de acceso al Hospital sobre la calle Paz, de canteros, reparación de cercos perimetrales e iluminación.

Además, se realizan labores de refacción del edificio anexo, donde funciona el área de Mantenimiento y que en el futuro albergará al Museo del Hospital Municipal Ramón Santamarina.

Las obras de puesta en valor del edificio y su entorno se llevan a cabo a partir del apoyo brindado por firmas locales, entidades y vecinos. Entre los principales, se destacan los aportes de la Usina Popular y Municipal de Tandil, de la Universidad Nacional del Centro, la Nueva Clínica Chacabuco, el Casino de Tandil, Marcelo Alonso, la Asociación Moto Sierras Tandil, El Valle de Tandil, la empresa Edgardo Vázquez -que proveyó de manera gratuita una de sus grúas para el pintado de los techos- y otros particulares.

También se sumaron las donaciones concretadas por las Damas del Hospital, que hicieron entrega de flamantes sillones odontológicos, y por la Fundación Delpo, del tenista Juan Martín Del Potro, con el aporte de una incubadora de terapia intensiva de última tecnología que será montada en el sector de neonatología.*

Comentá la nota