Lunghi le pidió audiencia a Stornelli para forzar el regreso de 20 policías

Son jóvenes efectivos de Tandil que prestan servicio en el Conurbano. Los médicos de Policía no cobran guardias desde marzo. Además, quieren que Provincia ponga en marcha la decena de cuatriciclos.
El intendente Miguel Lunghi aguarda una contestación del Ministerio de Seguridad bonaerense tras solicitar, hace 15 días, una audiencia con el titular del área, Carlos Stornelli.

Mediante una misiva, el jefe comunal le pidió una reunión al funcionario sciolista con intensiones de poner en la agenda reclamos vinculados al personal policial, los médicos de la fuerza y la flota de cuatriciclos comprados por el municipio, que aún están parados.

Lunghi espera la entrevista con el ministro cuando los robos a mano armada, algunos con el uso de violencia física, en domicilios, comercios y la vía pública, parecen acentuar su ritmo en una ciudad en crecimiento como Tandil.

El director de Prevención Comunitaria, Camilo García Ortíz, dijo a LA VOZ que 20 jóvenes efectivos graduados en 2008, oriundos de nuestra ciudad, desde marzo prestan servicios en el Conurbano bonaerense, pese al compromiso oficial en torno al regreso para sumarse a las filas de la fuerza en Tandil.

Esta vuelta "todavía no ocurrió a pesar de las gestiones municipales", señaló el funcionario de la administración Lunghi.

Además, otros 10 uniformados se graduarán en marzo de 2010, y Tandil quiere que se incorporen de inmediato a la escena local.

Otro tema preocupante e histórico, son los médicos de policía. Hasta el momento, está vigente un decreto firmado por el ex gobernador Felipe Solá, y "no son abonados los honorarios de guardia como corresponde, tienen salarios atrasados desde mayo", denunció García Ortiz.

A su vez, Lunghi quiere que Stornelli culmine con la instrumentación legal y ponga en la calle los 10 cuatriciclos policiales adquiridos por el municipio, a los que ya "están realizando el plotter".

"Hay personal que está preparándose y cuando se firme el comodato con el Ministerio y se establezca la situación legal, los cuatriciclos redundarán en más prevención del delito", auguró el funcionario.

Tandil, en total, cuenta hoy con unos 210 policías. Pero claro, no todos trabajan en la calle, hay personal administrativo y abocado a la tarea de "escritorio". Sin contar lo que están con carpeta médica o vacaciones. Para García Ortíz, el partido ostenta una "interesante" tasa de personal policial por habitante. Por caso, en vacaciones de invierno, Provincia trajo 35 efectivos en forma transitoria, y eso "se notó en la presencia preventiva con rondines y personal a pie", valoró el director comunal.

"NO CRECIO" EL DELITO

Consultado por los atracos que toman estado público a diario, García Ortiz sostuvo que no se registró un aumento de la tasa delictual, y argumentó que "Tandil no está ajeno al contexto nacional, de crisis económica y social".

Para el entrevistado, la Municipalidad "está dando una pelea preventiva importante" desde el acompañamiento a la Policía.

"Cada hecho significa mucha preocupación, pero la Dirección de Prevención, con los medios a nuestro alcance, está abocada a una tarea proactiva", destacó.

Asimismo, admitió el funcionario comunal que "la violencia en el acto delictivo es tremenda y lo reconocemos, pero esta situación responde a un problema social del país, y el desmejoramiento de valores como la familia y otros síntomas de la coyuntura social".

Siempre amparado en el crecimiento de la ciudad, el vocero comunal defendió el rol de la Policía porque "tiene respuesta rápida ante cada llamado al 101, aunque nuestro objetivo es llegar antes de que se cometa el delito".

Recomendar noticia

Comentá la nota