“Lunghi es patrón de estancia con un HCD levantamanos”

Lo dijo el avezado dirigente peronista. Ladero del ex gobernador Solá, también apunta al Justicialismo serrano. Sin tapujos en un mano a mano con este diario.
“Por más que abran las puertas del partido, hay que llenarlo. De poco sirve abrirlas y que no entre nadie”. Esa frase irónica, entre otros varios dardos jugosos, entregó Roberto Mouillerón en una mesa de bar, donde atendió las preguntas de LA VOZ. Abocado totalmente a la estratagema felipista, el experimentado dirigente local siempre guarda algún bocado para sus convecinos, los del peronismo, y los otros.

Desde 1985 trabaja en el espacio político de Felipe Solá. Para el tandilense, el ingeniero “es un tipo instalado, bien visto, inteligente, gestionó bien la Provincia y reúne dos condiciones: capacidad de gobernar y transparencia. Ultimamente se transformó en un líder parlamentario, caracterizado por su virtud para el diálogo”, introdujo. Mouillerón asegura estar dispuesto a acompañarlo en todo: “opino sobre un proyecto de ley hasta el armado político. Algo de eso sé”, confiesa. “Debo ser de los militantes peronistas que más años lleva remando en la provincia”, agregó.

Preguntado por el diálogo de Solá con Elisa Carrió o Mauricio Macri, para algunos la mezcla “del agua y el aceite”, el dirigente local retruca, incluso con “teléfono” para la política local: “en Tandil algunos piensan que política es hacer una lista, ganar la interna y ver como trampeamos para ganar la elección. Para mí, la política es otra cosa: formación, trabajo y ejercicio en todos los órdenes de la vida cotidiana”.

Quizás adjudique ese descontento con la mera rosca pre-eleccionaria al hecho de retirarse de las candidaturas durante los últimos 16 años. Sin embargo, “los gobiernos me han sumado. No estuve en espacios sencillos como el turismo o la cultura. Siempre en los lugares complicados”, explicó a colación de su paso por el Ministerio de Trabajo bonaerense.

Tras observar la indiferencia del tandilense medio hacia las últimas internas del PJ, donde Raúl Escudero le ganó a Rubén Sentís, el entrevistado opinó que el peronismo de Tandil debe “concretar una política ligada a un proyecto provincial y nacional”. Y así evitar –según él- el “municipalismo” del intendente Miguel Lunghi: “cuando le conviene juega para el presidente, cuando no, no juega, luego va con el campo, o contra Daniel Scioli. Yo no quiero ese Peronismo. Hoy las puertas están cerradas, hablan de una unidad absolutamente abstracta”, disparó.

“EL PJ DE TANDIL, CON K, NO GANA”

-Carrió apunta a Néstor Kirchner como el jefe de una asociación ilícita. ¿A usted qué le parece?

-No está tan mal, pero se queda en la denuncia. Ella es una falsa moral, nunca supo viabilizar las miles de denuncias que hizo, algunas de ellas importantes. La política se mide por resultados.

-Pero es la principal figura de la oposición…

-No hay una gran figura opositora, quizás sea la más mediática.

-Y los radicales….

-Justamente hay que dialogar: eso le criticamos al Gobierno nacional, que se mira el ombligo y decide por sí.

-Usted sumaría a dirigentes del campo a su plataforma electoral…

-Por supuesto. No despreciaría a nadie del sector rural con vocación política; claro que más allá de encausar una protesta deben incorporar alguna idea.

-¿Qué futuro imagina para el PJ en 2009, con Escudero como presidente?

-El PJ, si sigue actuando bajo las órdenes de Kirchner, no ganará.

-¿El felipismo puede llevar su lista en las legislativas locales?

-Si, porqué no.

-¿Qué personas lo entusiasman en la ciudad?

-Muchos, pero no soy Kirchner para poner contra la pared a alguien y obligarlo a presentarse.

El pediatra, Auza y San Miguel,

al toque

Mouillerón brindó su mirada, en algunas pocas frases, sobre tres figuras de la política vernácula: Lunghi, Auza y San Miguel.

-Miguel Lunghi: “la gestión de Lunghi es de 6 puntos. Se olvidó que esta es un distrito de crecimiento productivo, por el que no hizo nada. Embelleció la ciudad, ¿pero eso sirve?. Cruzás la Ruta 226 y no gozan los mismos beneficios que en el centro. El intendente es un patrón de estancia, hace y no consulta a nadie. El HCD se volvió levantamanos.

-Néstor Auza: “Soy respetuoso con él, es muy capaz, un hombre nuevo pero con características muy particulares y que se equivocó mucho. Tuvo altibajos, marchas y contramarchas. Dejar la Universidad y querer volver no fue un acierto. Ser electo senador con nuestro apoyo, renunciar, ir a la CIC. Yo no hago esas cosas”.

-Jorge San Miguel: “Un buen funcionario, pero lo veo medio desaparecido de la política. Aparece para los comicios y desaparece. Eso lo preserva de muchas cosas, aunque la política requiere constancia diaria”.

Comentá la nota