Lunghi dio un marcado discurso político y de inicio de campaña en el aniversario de Tandil

Abarcó desde el conflicto agropecuario hasta la situación con el gobierno de Scioli por el traslado de 27 efectivos policiales. También destacó algunas políticas de su gestión de cara a las próximas legislativas y reafirmó el perfil local de su equipo de trabajo.
El intendente Miguel Lunghi brindó ayer un marcado discurso político que refleja los albores de la campaña, durante el acto por el 186to. aniversario de Tandil que se celebró al pie del Monumento al Brigadier General Martín Rodríguez, en el Parque Independencia.

El jefe comunal enfatizó ideas como "un cambio en el proceso de nuestra Argentina" como consecuencia de "un conflicto sectorial que empezó a afectar las economías locales" y una "discusión política exacerbada que alienta la división de los argentinos", en una clara referencia a la puja que mantienen el Gobierno nacional y el campo.

Puntualizó también la "caída de los precios internacionales de los granos, las sequías extendidas en el territorio, que afectan la producción, una crisis financiera internacional que conmociona la estructura del mundo capitalista y promueve la discusión de un nuevo orden mundial", como elementos que explican este difícil presente.

Luego de que hiciera público su malestar por el traslado de 27 egresados policiales tandilenses al Gran Buenos Aires, el Intendente insistió en que en "el ámbito local ya empiezan a manifestarse las consecuencias de estos factores".

"Las crisis significan a veces para los economistas, los analistas y en algunos casos para los gobiernos centrales, datos, números y estadísticas; para los municipios y los intendentes, las crisis tienen rostro humano, el de los vecinos que conocemos y con quienes compartimos nuestra rutina diaria", lanzó Lunghi, en una crítica elíptica a la decisión de la gestión Scioli, aun cuando en todo su discurso no hizo referencia a la inseguridad, uno de los temas que marca el termómetro de la sociedad por estos tiempos.

El diálogo con

el fundador

Lunghi hipotetizó un diálogo con Martín Rodríguez para acentuar el tinte político de su discurso e ingresar a lo que cada día ganará más espacio en la agenda hasta el 28 de junio, la campaña de cara a las legislativas.

"¿Serían las dificultades del fundador menores que las que hoy nos toca enfrentar? ¿Serían sus temores y preocupaciones más fáciles de resolver que los nuestros? Y estoy convencido absolutamente que la respuesta es no", afirmó.

"Sencillamente, porque cada época de la historia está signada por sus propios avatares –continuó el Intendente–. Pero si el fundador hubiera sido atrapado por el derrotismo y la claudicación a la hora de resolver los problemas de su época, ninguna idea, ningún proyecto, ningún sueño y quizás ninguna ciudad venturosa y próspera hubiera sido posible".

Luego, el pediatra imaginó que Martín Rodríguez "nos diría: ‘No teman, mantengan el optimismo y trabajen obstinadamente para superar los problemas con trabajo y sacrificio’. Y quizás también: ‘Manténganse unidos, sean solidarios y generosos’".

A la campaña

El jefe comunal destacó inmediatamente que "tenemos una ciudad única para vivir y compartir. Un flamante Hospital de Niños, que hasta hace poco era un sueño imposible. La Tasa de Mortalidad Infantil más baja de la provincia de Buenos Aires. Una economía diversificada que se apoya en nuestras tierras ricas y fértiles, un sector industrial pujante y un sector turístico en pleno desarrollo, explotando las bellezas de nuestra comarca", cuestiones que han sido ejes de sus más de cinco años de gobierno y que el oficialismo elevará como estandartes en la campaña.

Además, para afirmar el perfil de su gestión, y luego de que se lo mencionara como un potable candidato a la Gobernación y el actual intento de Carlos Fernández por llegar al Senado provincial, sostuvo que "suele decir el lugar común que la historia la escriben los que ganan. Creo sinceramente que eso no siempre es así. Prefiero suponer que la historia la escriben los apasionados, los empecinados, los que no están pensando en cambiar el mundo, sino los problemas de su propio barrio, los de su patria chica".

Y en el final, cerró con palabras hacia el fundador, Martín Rodríguez: "Venimos a decirle: ‘Tandil está de pie, bella, productiva y trabajadora como usted la soñó’".

Del acto, también participaron el jefe de la Primera Brigada Blindada, Horacio Daniel Piazza; el titular de la VI Brigada Aérea, Rafael Alberto Nieto; el padre Pablo Lodeiro, que dio la oración de acción de gracias; funcionarios municipales, descendientes de Martín Rodríguez y autoridades educativas de la ciudad.

Además estuvieron presentes la Agrupación Criollos de Tandil y otras entidades tradicionalistas y colectividades, que portaron la Bandera nacional y otras insignias hasta el escenario del acto.

La concurrencia entonó Aurora, el Himno Nacional y las autoridades depositaron ofrendas florales al pie del Monumento al Fundador.*

Comentá la nota