Lunghi insinúa que se supera la interna entre Elichiribehety y Fernández con este gabinete

El Intendente anticipó un período más horizontal, puertas adentro. "Carlos y Julio son personas muy formadas, con personalidad muy fuerte, en cambio ahora se trata de jóvenes comprometidos conmigo, con Tandil, con nuestros ideales, pero con un nivel similar. Se trabajará más en equipo con mucho más debate y discusión".
El intendente Miguel Lunghi dejó entrever que con la salida de Julio Elichiribehety y Carlos Fernández del gabinete de gobierno avizora una etapa más horizontal, de trabajo en equipo, sin personalidades tan fuertes entre quienes lo acompañarán desde diciembre de este año.

"Estoy conforme porque es un gabinete joven, comprometido, y por supuesto con ganas de seguir con el proyecto que llevamos adelante. Es un gabinete que va a trabajar más en equipo y que no tiene las personalidades con las fuerzas que tenía el anterior", dijo.

En esos términos, resumió ayer en declaraciones a Multimedios El Eco el intendente Miguel Lunghi la conformación del esquema de colaboradores directos en la primera línea, anunciada el jueves último.

"Lo digo por Carlos Fernández y Julio que son dos personalidades fuertes, no sé si avasallantes pero con más personalidad, algo que ha sido bueno para la primera etapa, pero es bueno ahora trabajar en equipo con las figuras que quedan, a un mismo nivel", explicó el Intendente al interpretar la salida de los dos funcionarios de mayor anuencia desde que está al frente del Ejecutivo comunal.

Consultado sobre la posibilidad de diferencias entre ambos referentes del radicalismo, indicó que "no es eso sino que son personas con muchos años de política, 20 años de experiencia en el caso de Carlos y Julio fue jefe de Gabinete en el Ministerio de Justicia, a eso me refiero".

En tal sentido, reiteró que "son personas muy formadas, con potencial muy fuerte, en cambio ahora se trata de jóvenes comprometidos conmigo, con Tandil, con nuestros ideales, pero con un nivel similar y se trabajará más en equipo, con mucho más debate y discusión".

Por todo lo anterior, reiteró que en la nueva conformación "nadie es distinto al otro, cuando las personas que se van son muy formadas, con mucha fuerza o polenta, mientras las que vienen también tienen eso pero con otro nivel".

De todos modos, Lunghi insistió con una proyección que será ratificada con el rumbo del oficialismo desde el año entrante: Fernández y Elichiribehety seguirán vinculados a la administración cada uno desde su lugar; el primero como senador provincial y el segundo como jefe de campaña y gurú electoral.

"Siguen vinculados en el día a día, uno en su rol de senador y más teniéndolo desde ahora en La Plata, con todo lo que eso significa para nosotros. Mientras que Julio es un asesor permanente, charlamos por teléfono y sigue comprometido con todo lo que hizo durante estos seis años", sentenció al respecto. Ante ese panorama, el jefe comunal reiteró que "en la soledad del poder decidí estos cambios, como corresponde".

Lunghi, además, ratificó que en los casos de Luciano Grasso a Salud y Gastón Morando a Economía, se trata de dos concejales "que han presidido en estos años esas comisiones en el Concejo Deliberante, vienen conociendo y defendiendo esas políticas, en contacto permanente con las secretarías, por ahí pasaron los nombramientos".

También ensayó más respaldos: "Matías Civale, que es un joven muy capaz y con mucha proyección política, que se ve en la solvencia y lo necesitaba al lado mío. El Tero (Teruggi) es un hombre maduro, capaz, trabajador, serio, que me da seguridad y nos va a ayudar mucho desde los barrios".

Por último, describió que se concentraron en la "conformación de un equipo sin fisuras que se llevará bien, porque si uno ubica a un estrella en un lugar que después tiene conflicto en las reuniones de gabinete o que tiene debates estériles no sirve. Formé un gabinete en el que se conozcan bien todos, que se lleven bien, y por supuesto, totalmente leales a mi proyecto y mi persona".*

Comentá la nota