Lunghi inauguró Villa Onena, nuevo Centro Cultural y de Información Turística

El Municipio presentó, el domingo a la tarde, las obras de restauración en encuentro que reunió a vecinos y representantes del sector turístico y otras instituciones. Hubo espectáculos musicales y se descubrió un aplaca recordatoria.
La recuperación del histórico predio de Villa Onena, en la esquina de Alvear y Lobería, donde comenzará a funcionar un nuevo centro recreativo y de información turística, fue presentada este domingo por el Municipio de Tandil, en un encuentro que incluyó espectáculos musicales y otras propuestas para las cientos de familias que participaron de la ocasión.

El acto de inauguración oficial fue encabezado por el intendente Miguel Lunghi, junto a otras autoridades comunales y la familia Badascarrasbure – Vélez, propietaria del lugar y que lo que cedió en comodato al Municipio para el desarrollo del proyecto. También participaron representantes del sector turístico, de la Cámara Empresaria y de otras instituciones de la ciudad.

Los trabajos concretados en el sitio (frente al Parque de la Industria y el Comercio) tuvieron como objetivo la restauración de la antigua casona, erigida a principios del siglo XX y que formara parte de la curtiembre Villa Onena.

Las tareas se llevaron a cabo respetando las características arquitectónicas originales de la vivienda, así como sus materiales, para la reconstrucción de frentes, techos, pisos y mejoramiento de paredes interiores y exteriores

Además de la recuperación de la vivienda, que albergará un centro cultural y de atención e información turística, se conformó sobre la esquina del terreno un espacio verde que cuenta con mobiliario urbano, canteros y parquización, iluminación y una fuente ornamental.

El intendente Lunghi resaltó durante su discurso que desde el Estado local "hemos querido recuperar la historia y el espíritu, para que aquella inolvidable Villa Onena comparta en la modalidad de la memoria viva el Tandil del siglo XXI".

"Para nosotros, la mejor manera de honrar el pasado es situarlo en la modalidad del presente, es recuperarlo en cada uno de sus latidos, como símbolo y como ejemplo, es hacer de ese pasado, que es nuestra más pura tradición, un espejo a donde podamos mirarnos", aseguró el jefe comunal.

Lunghi explicó que "en silencio hemos recuperado este ámbito a través de un comodato con su propietario y convertido en un centro de información turística. Se trata de un espacio refuncionalizado desde la conservación y puesta en valor que nos permite descubrir la historia del lugar y su profunda relación con el espacio natural circundante".

Antes de las palabras del intendente, la responsable del área de Patrimonio del Municipio, Prof. Magdalena Conti, reseñó la historia de la curtiembre Villa Onena, fundada en 1942 por tres familias vascas: Bedascarrasbure, Goica y Maniericua, con un capital inicial de $ 60.000 pesos de entonces y que empleaba a cerca de 50 obreros.

Luego de los discursos, el intendente Lunghi y el Jefe de Gabinete, Carlos Fernández, descubrieron una placa alusiva a la recuperación del lugar. Poco después, las mismas autoridades junto a Elisa Bedascarrasbure, el Director de Parques y Paseos, Alejandro Bonadeo, y el Director de Servicios, Lino Fernández, realizaron el tradicional corte de cinta que marcó la inauguración oficial del espacio.

Poco después, los vecinos que se dieron cita en el espacio pudieron recorrer el interior de la restaurada casona, que comenzará a funcionar en poco tiempo como centro de información turística.

Durante la jornada, los presentes pudieron disfrutar además de espectáculos musicales, con la presentación del maestro Matti y Argentino Urrutti, acompañados por el cantor Roberto Fernández, que brindaron un amplio repertorio de tangos clásicos. Luego, el conjunto New Sensation presentó su tributo a los Beatles con recordadas canciones de la histórica banda.

Las obras de recuperación

Sobre los trabajos de recuperación del patrimonio llevadas a cabo en el predio, el intendente Miguel Lunghi explicó que "todas las obras se realizaron reciclando distintos materiales y objetos, muchos de ellos que estaban en distintas dependencias del Municipio".

"La madera utilizada para rehacer parte del techo, por ejemplo, fue aportada por la Usina de antiguos postes. Los ladrillos vascos, como los originales, fueron conseguidos en distintas fábricas y donados, conseguidos por Lino Fernández, al igual que el mobiliario, que fue traído de depósitos y otras dependencias", detalló el jefe comunal.

Lunghi remarcó que "este lugar será un espacio para brindar información y orientación a todos los turistas que recorren la ciudad y especialmente en toda la zona del Lago y de la avenida Don Bosco, que es uno de los principales circuitos turísticos".

"La idea es que sea también un lugar para la exhibición de artesanía de alto nivel, como platería y demás, para lo cual se hará un concurso. También se expondrán fotos antiguas y actuales de Tandil", adelantó.

Por su parte, el Director de Parques y Paseos de la comuna, Alejandro Bonadeo, destacó que "junto a la recuperación de la antigua casa, en la que funcionaban las oficinas de la curtiembre Villa Onena, se conformó un espacio verde, con mobiliario urbano, una fuente e iluminación, para que lo disfruten los turistas y todos los tandilenses".

"Hay que resaltar todo el trabajo del personal municipal, en la parte exterior e interior, que ha posibilitado restaurar este predio histórico, de principios de 1900, poniendo especial hincapié en conservar todas las características originales, como las paredes de ladrillos vascos, el adobe y otros materiales", especificó Bonadeo.

Comentá la nota