Lunghi habló de política en estos tres siglos de historia.

En el marco del acto por los festejos de un nuevo aniversario del 25 de Mayo, el intendente de la ciudad, Miguel Lunghi, trazó su perspectiva en estos casi 200 años de historia.
En estos 199 años la situación del país es difícil, "somos una ciudadanía conflictiva, donde siempre hubo muchas rivalidades, al principio fueron Unitarios y Federales, luego la Unión Cívica y la Unión Cívica Radical, la Unión cívica Nacional, los golpes militares, es bastante turbulento nuestro país", dijo el mandatario.

Ahora luego 25 años de democracia hay que continuar encausándola, aunque no se este en ese camino, sostuvo el jefe del ejecutivo, puesto que carecen de seriedad las candidaturas testimoniales. Sobre este punto se explayó manifestando que si uno fue elegido intendente, o gobernador debe finalizar su mandato por respeto a la ciudadanía que lo votó, no obstante aclaró que no discute ni ve mal, que uno renuncie a su cargo para asumir otro.

Por otro lado se refirió a alguno de los integrantes que lo acompañan en la lista, como Marcos Nicolini, candidato a 1º concejal, al que calificó como "un joven inteligente, capaz, y sencillo, esto es introducir gente nueva a la política". En este tenor también destacó al empresario Atilio Magnasco, como un hombre "que quiere ofrecer algo de sí para mejorar todo, aunque no lo necesita".

"Todo este panorama político actual no nos hace creíbles, aleja a la gente de la política, nos aísla internacionalmente, y nosotros hablamos solo con Chávez". Asimismo cargó contra la pluralidad de partidos y alianzas que se han producido bajo cuestiones coyunturales, "uno no puede formar una fuerza política porque se enojó con uno o con otro, estos no son partidos políticos, son grupos que buscan un posicionamiento electoral", concluyó el mandatario.

Comentá la nota