"El 28 Lunghi empieza la caída por el tobogán", dijo Mouillerón

El domingo Roberto Mouillerón seguirá el escrutinio desde Capital Federal, quizás ya arropado con el traje de diputado nacional. Pero su presencia en el bunker central de Unión PRO, no impedirá las lecturas sobre la escena local.
A Miguel Lunghi le augura desde el 28 el inicio de un precipitado camino descendente, según lo marcó en un reportaje con LA VOZ.

-¿Está fatigado a esta altura de la campaña?

-(Roberto Mouillerón) No siento mucho el cansancio, duermo poco, eso no es bueno, pero hay mucho por recorrer aún...

-¿Unión PRO le sacó ventaja a la Coalición Cívica en la pelea por seducir el electorado rural?

-Hemos leído muy bien al campo, no nos quedamos sólo en la discusión chica de las retenciones, que obvio interesa y hay que solucionar. La guerra gaucha desnudó la mentira del Gobierno productivista.

-¿Usted promete recursos y proyectos específicos para Tandil desde la Cámara Baja nacional?. Es algo que habitualmente se pide a los legisladores oriundos de la ciudad…

-No, el Congreso Nacional es otra cosa. Eso suele hacerse en las legislaturas provinciales. Voy a trabajar por la resolución de los grandes temas de la política. Sin perjuicio de que mi vocación siempre me llevará a colaborar con la gente de aquí.

-Nora Chiachio (ex diputada nacional) fue muy castigada por su desdibujado vínculo con el pago chico…

-Es gente que hace política uno o dos meses por año, cuando hay elecciones. Eso le pasó a muchos. Pero yo tengo un Centro de Estudios (Luis María Macaya) que está abierto todos los días, estoy al frente del mismo todos los sábados. Ese fue mi sostén político, cuando algunos se extrañan de mi vigencia en la política, yo trabajo los 365 días del año.

-¿Qué rol entonces jugará en Diputados?

-En principio, trabajar por poner límites al Gobierno Nacional. Luego, de manera inmediata, armar un proyecto superador al kirchnerismo. La prueba de fuego final será el 2011.

-¿Porqué se lo instala a Felipe Solá como el gran marginado del frente con Francisco De Narváez y Mauricio Macri?

-Su mayor aporte es el voto peronista decepcionado por el Gobierno Nacional. No es menor, vean cuántos votos tenía el PRO hace dos años y observen cuántos tendrá ahora.

-¿Le sorprendió la cantidad de dinero que puso De Narváez en la campaña?

-Puso muchos recursos, son de él, y estoy seguro que son bien habidos. A mucha gente le llama poderosamente la atención que se invierta tanto en una campaña. Es cierto que De Narváez contiene a sectores de la sociedad que tienen una capacidad económica importante, y están cansados de no sentirse representados por la política.

"QUE NO SEA HIPOCRITA"

-El 28 a la noche, ¿Unión PRO inicia una estrategia conjunta con el kirchnerismo para reacomodar al PJ?

-Para nada, es un slogan de la Coalisión Cívica. Es como si dijera que después del 28 los radicales se juntarán con Julio Cobos. Bienvenido sea si fuera así, pero no será así. Sí sucederá que muchos peronistas vengan con nosotros, incluso aquellos que levantaron la mano para Néstor Kirchner.

-¿Y usted que mirada tiene sobre la puja en Tandil?

-Los representantes de Kirchner en Tandil no lo muestran: están prolongando la agonía. Son los que nos criticaron porque nos fuimos. Fíjense donde estarán ellos dentro de muy poco. Néstor Auza y Miguel Lunghi esconden a Kirchner, ambos. Auza lo dice explícitamente. Lunghi usó al kirchnerismo cuando venían las maduras, no está mal, Tandil se benefició con eso. Pero ahora hay que contar las verdes: debe hacerse cargo y no ser hipócrita.

-¿Imagina a la UCR local festejando el domingo a la noche?

-No. Así como Kirchner se viene deslizando por el tobogán y toca la arena en 2011, Lunghi también empieza a mirar hacia abajo. Por el efecto desgaste: tuvo que poner la cara en la campaña, porque su candidato es capaz y buena persona, pero no es conocido. No es lo mismo que Héctor Equiza, quien tenía su electorado propio. La imagen de Lunghi estuvo muy pegada a Kirchner y Scioli, y no lo desdijo nunca. Recuerden los fracasos conjuntos con el gobernador, como la publicitada línea de avión.

18 años después

De cumplirse el desempeño que algunas encuestas atribuyen al cuerpo de la Lista 503, Mouillerón, quien acompaña a De Narváez y Solá desde el 6° lugar, será el tandilense más votado en toda la provincia y también en Tandil. El dato no es menor, a 18 años de aquella dolorosa derrota que sufrió cuando desde el PJ perdió la intendencia a manos de Julio José Zanatelli. Desde entonces no dejó de ocupar cargos de relevancia en el ejecutivo bonaerense, pero ya no participó de ninguna compulsa electoral. ¿Domingo de revancha?. Jura que no. Y vuelve a una reiterada frase: "la política no empieza ni termina en una elección", pero además insiste en que "hace ya mucho tiempo" que esta pasión saldó cualquier deuda con él. En su entorno sostienen que el protagonismo de Mouillerón resultó determinante para el armado final no sólo del "felipismo" sino del propio peronismo disidente. "Corroborar en pocos meses su intuición de que era posible arrancar de cero con una fuerza peronista disidente y ahora disputarle palmo a palmo el poder al kirchnerismo, para un político de raza como él fue mucho más importante que cualquier resultado electoral que de ahí en más lo incluya", aseguraron.

Comentá la nota