Lunghi dijo que "no tuve un embarazo con Kirchner ni un hijo que nació a los 7 meses"

Así salió a cruzar las críticas de Raúl Escudero, que habló de relaciones "extramatrimoniales" con K. Lunghi reiteró que se trata de represión política porque no se pasó al Frente para la Victoria, porque apoyó el reclamo del campo y no arengó a los candidatos pingüinos. No aguardará la mediación del gobernador Scioli e irá a la Justicia contra la Nación.
En medio de la tensión social que se vive en el barrio La Movediza desde que un centenar de familias decidió tomar terrenos y viviendas inconclusas, el intendente Miguel Lunghi anticipó ayer en declaraciones televisivas que iniciará acciones legales contra el Estado nacional por las consecuencias directas del retraso del Plan Federal de Viviendas en sus etapas II y III que se levanta en ese sector de Tandil.

Además, descartó todo tipo de acciones que deriven en un desalojo violento, cuestión que señalaron como preocupante quienes están habitando en esos lugares, mientras reiteran que no se irán de ahí.

"Lo de La Movediza demuestra que la democracia está en pañales y la falta de seriedad del Gobierno nacional. Ahora comentan que estuve cerca de Kirchner o lejos, que tiro la pelota para arriba", se quejó el Intendente, tras declaraciones como las del justicialista Raúl Escudero sobre relaciones "carnales" entre ambos funcionarios.

Puntualmente, indicó que "Escudero habló de muchas cosas, pero no tuve un embarazo con Kirchner ni un hijo que nació a los 7 meses con Kirchner", y reiteró que las demoras se deben a una concentración y represalia política por negarse a saltar de partido, por apoyar al campo y por no arengar a los "pingüinos".

"Las retenciones y los recursos están concentrados por el Gobierno nacional, también el impuesto al cheque. Hice gestiones, en la Casa Rosada, en los actos en el Salón Azul agradecí lo que me dieron", acotó el jefe comunal antes de puntualizar sobre el quiebre en las relaciones.

"Me pidieron dos veces que me pasara al kirchnerismo y dije absolutamente que no lo iba a hacer nunca, pero eso no quiere decir que no haga las gestiones y trabajé de manera correcta con la gente que me da algo, que es sólo algo de lo que se lleva de Tandil", amplió al respecto. En tal sentido, interpretó que "se trata de una democracia donde siempre he dicho que lo que se hace bien lo aplaudo y lo que está mal lo digo".

"Querían que dijera

pingüino o pingüina"

En el mismo tono, reveló que "un día antes del acto en La Movediza (cuando vino el matrimonio K por la réplica) me dijeron, desde la Secretaría de la Presidencia –que ocupa Oscar Parrilli- que tenía que poner en el discurso que el próximo presidente de la Nación iba a ser pingüino o pingüina".

Lo cierto es que ante ese planteo, Lunghi les dijo "que lo único que iba a agradecer en nombre del pueblo de Tandil es que el ícono de la ciudad estaba nuevamente en el lugar, de donde se había caído hacía 94 años".

"Tandil no merece tener

un intendente monigote"

Por eso, el Intendente dijo que "eso lo tenemos que cambiar todos, hoy hay un recambio muy importante, porque la democracia es el disenso en la totalidad. Por eso, con respecto al campo opiné que no estaba de acuerdo con la Resolución 125, pedí que se hiciera un proyecto agrario a largo plazo y con retenciones segmentadas desde el Congreso".

"Eso que dije en Plaza Independencia –amplió- no puede ofender a nadie porque está planteado en democracia, dentro de las reglas de juego y Tandil no se merece tener un intendente que sea un monigote".

Y agregó que la ciudad no debe aspirar a una administración local "que se tenga que agachar para pedir algo, por eso yo sólo he viajado para gestionar y pedir, porque Tandil no tiene posibilidad cierta de hacer obras de viviendas, aunque la oposición mete eso como chicana todo el tiempo". En tal sentido, indicó que "ninguno de los 134 municipios tiene esa posibilidad de hacerlo".

"Voy a iniciarle un juicio

porque está todo firmado"

Además de esos reproches al Gobierno nacional, se quejó por entender que en la usurpación masiva en La Movediza "hay una movida política de varios grupos, subidos a una necesidad cierta de gente humilde que no tiene trabajo, vive en la pobreza y necesita una casa".

En ese marco, reiteró que "vamos a tratar de encontrarle una solución y no voy a hacer denuncia para un desalojo, bajo ningún punto de vista, porque no creo en la represión y no soy represor".

Lunghi dijo que no está "avalando un ilícito porque la gente las tiene dentro del contexto de las 200 casas, son 60 las que salieron sorteadas. El Gobierno nacional firmó el contrato en Casa Rosada y se comprometió con 16 millones de pesos, pero pagó dos certificados, cuando tuve que hablar con un senador de Juárez para que se mueva y cuando se enteraron que habían salido, casi le arrancan la cabeza. Luego cortaron los otros tres certificados sin motivo porque la empresa cumplía en tiempo y forma", culminó ese tramo.

Por lo anterior, insistió con que "el que lleva a la ilegalidad es el Gobierno nacional porque está discriminando, no a Lunghi, está enfrentando a los humildes contra los humildes; por eso voy a iniciarle juicio al Gobierno, porque está todo firmado".

Lunghi recordó que a la "empresa Málaga, que ganó la licitación, se le debe un millón y medio de pesos, más toda la reevaluación que llegará a dos millones o más, y mientras no se le pague, no se va a deshacer de las casas sin terminar, porque en el contrato dice que debe cuidar de ellas hasta terminarlas".

Repasó que en abril de este año advirtió de las consecuencias por las demoras en el pago de certificados tanto a la empresa como al Estado nacional. Y dijo que no aguardará el resultado de una posible gestión de Daniel Scioli que fue planteada a Eduardo Camaño.

"Hay un compromiso de Scioli en campaña, pero esto es una falta de seriedad hacia la gente humilde, pero esto ya lo estamos haciendo. Hablé con Camaño el día de la ocupación y hasta ahora no hay respuestas".*

"Agachadas y demagogia"

El intendente Miguel Lunghi manifestó que ve el recambio en el Legislativo "con gente capacitada. No me tengo que adelantar, pero tendrá un presidente joven y brillante, con humildad, como es Marcos Nicolini". Dijo ante ello que será una "excelente persona que va a trabajar".

También mencionó en referencia a las asunciones de Claudio Ersinger de Unión PRO y Atilio Magnasco de la UCR, ambos empresarios del sector lechero, que "son dos personas de la producción que no tienen necesidad y vienen porque intentan mejorar la democracia, eso es lo que hay que rescatar".

Lunghi agregó que ambos casos "son producto de no querer quedarse más afuera, que es lo que debemos hacer los argentinos; necesitamos que más gente con experiencia y comprometida se meta en la política porque es la única manera de mejorar el país".

También valoró el ingreso de otros hombres "con experiencia como el senador (Néstor) Auza, que ahora pasa a ser concejal, es importante, o el caso de (Gino) Pizzorno, que fue intendente durante cuatro años, por eso esperemos que sea un Concejo de consenso".

Lo cierto es que se anticipó a futuros cruces y pidió "no jugar a las agachadas y a la demagogia, trabajemos en conjunto porque no tendrán ningún tipo de inconveniente conmigo".

"Todo el mundo tiene derecho a ser intendente de Tandil y a presentarse, no veo dificultad, si hace una buena concejalía y la gente lo apoya me parece bárbaro", acotó, por último, sobre la posibilidad de que Auza se presente como candidato a jefe comunal en 2011.*

Comentá la nota