Lunghi dijo que el 28 habrá boletas que tendrán dibujadas nariz de payaso

Ante una multitud en María Ignacia Vela, Lunghi y sus candidatos redoblaron el compromiso con las comunidades rurales. Nuevamente el lunghismo apeló a la nacionalización de la elección, criticando a la administración kirchnerista por el conflicto rural y las polémicas candidaturas testimoniales.
En su tercer acto de campaña -esta vez en María Ignacia Vela- los candidatos del oficialismo local reafirmaron el compromiso del gobierno de Miguel Lunghi "con todas las ciudades que integran el partido de Tandil" y convocaron a "llenar las urnas de esperanza para cambiar el país y construir juntos un futuro mejor para nosotros, nuestros mayores y nuestros hijos".

La sede del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Vela se vio colmada por unas 600 personas que participaron del encuentro gastronómico y siguieron con atención los discursos de los candidatos a concejales Marcos Nicolini, Atilio Magnasco y el velense Roberto Benavídez, acompañados por el intendente Lunghi, quien cerró la noche con un encendido discurso.

El primer candidato de la UCR y actual secretario de Gobierno, Marcos Nicolini, garantizó que "si ustedes nos honran con su voto, tengan por seguro que seguiremos apuntalando la transformación que lleva adelante el gobierno municipal desde 2003 y que tiene mucho para dar en este lugar, como un plan de cordón cuneta, la extensión de la red de gas y la inclusión de los clubes velenses en la Ordenanza de Clubes de Barrio". Además, mencionó entre los proyectos "la creación de un centro cultural en la vieja estación de la localidad, que llevará el nombre de Juan Ignacio Irazusta", propuesta que arrancó un emocionado aplauso de los vecinos.

Y prometió que "si me confían su voto, desde el Concejo Deliberante seré su representante ante el intendente, para llevar adelante el viejo sueño de comenzar a traer asfalto a María Ignacia Vela".

De inmediato, Nicolini se metió de lleno en la pelea seccional: "Llenemos las urnas de esperanza por una provincia y un país distintos, para que dejen de retarnos desde un atril en la Casa Rosada pretendiendo decirnos lo que tenemos que hacer; nosotros somos grandes y como no nos gusta gritar, escuchamos a la gente desde el primer día y así sabemos muy bien lo que hay que hacer para que nuestros vecinos tengan mejor calidad de vida".

Resaltó las obras de la gestión, pero rápidamente fijó Norte rumbo al futuro: "Lleguemos juntos al Concejo Deliberante para concretar las obras y proyectos para la próxima década".

LA MIRADA VELENSE

El candidato local, Roberto Benavídez, también ocupó el centro del escenario, desde donde compartió con la multitud su "orgullo por sumarme a un gobierno serio, que ha hecho muchísimo por Vela, como ninguna otra gestión lo ha hecho".

Atilio Magnasco, a su turno deseó que "ojalá esta elección sirva para mandar un mensaje claro al kirchnerismo nacional, provincial y local; ese mensaje dirá que no queremos un gobierno que pretenda llevarnos por delante con una visión cargada de odio revanchista y mentirosa, porque ahora nos quieren vender el discurso de la redistribución de la riqueza y en los '90 apoyaban a Menem con fervor, el mismo que regaló la Argentina; ese es el concepto de redistribución del kirchnerismo, las palabras por la izquierda y las finanzas por la derecha".

Según el candidato, una singular "estrechez de visión estratégica llevó al gobierno a sancionar la Resolución 125 y paralizó el país cuando teníamos viento a favor y la posibilidad de posicionarnos como nación proveedora de alimentos. Si queremos crecer y que nos miren con respeto como nación, no podemos seguir apoyando gobiernos caprichosos que no escuchan a la gente y que viven en la realidad virtual, rodeados de adulones y guardias de seguridad".

LUNGHI Y SU DISCURSO

Para coronar las alocuciones subió a escena el jefe comunal, y recordó: "En Vela gané aquella vez que quise ser intendente en 1995, cuando perdí en todos lados. Me acompañó esta localidad en 2003 cuando llegué a la intendencia, y me renovó la confianza en 2005. Pero en 2007, a pesar de que ganamos con un 54 por ciento histórico, el único lugar en el que perdí fue este. Me considero un demócrata, creo que el pueblo nunca se equivoca, así que me di cuenta de que en algo seguramente nos equivocamos y así fue que desde entonces redoblamos el esfuerzo y el trabajo en esta localidad".

Tras un largo aplauso, Lunghi les dijo a los asistentes que "cuando entren este 28 de junio al cuarto oscuro habrá boletas que tendrán dibujadas nariz de payaso; son las boletas de las candidaturas testimoniales, una burla para la gente y la democracia".

"Pero usted puede agarrar con confianza, porque representa la seriedad, la Lista 3 del radicalismo local, con Marcos Nicolini a la cabeza, que va pegada con la lista 510 con Ricardo Vázquez y Carlos Fernández para el senado provincial, y la 510 con Ricardo Alfonsín y Margarita Stolbizer. Doble la boleta, guárdela en el sobre y métala convencido en la urna", recomendó.

Cerró apelando a la coherencia, al manifestar que "nunca cambiamos de ideas, hemos estado siempre en el mismo partido, con las mismas convicciones e ideales. En todas las demás listas se da el travestismo político, porque todos estaban en un lado, después en el otro, han cambiado de acuerdo a la circunstancia y a la conveniencia y después de esta elección se van a acomodar otra vez como más les convenga".

Comentá la nota