Lunghi dijo que "cada vez tenemos menos atención telefónica" y "padecemos todos el castigo" de los K

El Intendente se acercó a la zona donde se encuentran emplazadas las viviendas del Plan Federal, cuyas obras están totalmente paralizadas. Explicó la situación a los vecinos y propuso la realización de un censo. Son 106 familias las que ocuparon lotes y casas. Una mujer acusó a la policía de intentar intimidarla.
Ayer por la mañana, y tras las presuntas presiones por parte de la policía a una de las habitantes de una de las casas, el intendente Miguel Lunghi se hizo presente en el barrio La Movediza, donde un centenar de personas tomó las viviendas de la segunda etapa del Plan Federal I, y reconoció que "tenemos menos atención telefónica" por parte de las autoridades nacionales.

En el lugar, donde se congregó una importante cantidad de vecinos, el jefe comunal habló con Multimedios El Eco de una situación "compleja, como es el país: complejo en vivienda, en seguridad. Le podríamos cambiar el nombre de Argentina por ‘complejo’".

Junto al subsecretario de Desarrollo Social, Rubén Diéguez, y el secretario de Gobierno, Marcos Nicolini, Lunghi se refirió al estado actual de las obras que desde hace meses se encuentran totalmente paralizadas por la ausencia de los fondos provenientes de la Nación. "Nosotros hemos pedido audiencias y hemos hecho viajes pidiendo la terminación de esto y cada vez tenemos menos audiencias y menos atención telefónica", insistió.

Y explicó que "también existe un IVA que no es equilibrado porque a esta pobre gente le cobran el 21 por ciento, igual que al que tiene un chalet de 400 metros cuadrados. Esa plata no queda en Tandil sino que va a la Provincia y a la Nación y vuelve en obras. Una de las obras más importantes es vivienda, pero después discriminan algunos municipios y no pagan los certificados. Hablamos sin medias tintas. Acá estaba el contrato hecho, pagaron dos certificados y a los tres, los cortaron y no los pagaron".

"Que no se meta

la pata política"

"En algunos municipios que han estado con la idea de no estar con la (resolución) 125, están bastantes paralizadas (las obras del Plan Federal). Sigue el castigo y lo padecemos todos. Y no solamente el problema es en el barrio La Movediza, de estas 100 personas. En Tandil, hay arriba de un 20 por ciento debajo de la línea de supervivencia", apuntó.

Sobre la respuesta para este centenar de personas que tomó las viviendas, el jefe del Ejecutivo manifestó que "hay que seguir trabajando para ver cómo le encontramos la parte legal, porque yo no puedo entregar como intendente a unos sí y a otros no. Lo correcto de un intendente honesto es entregarlo con un sorteo donde haya una planilla y donde estén todas las pautas".

Por eso, como propuesta para solucionar la situación planteó la realización de un censo: "Vamos a pedir audiencia para conversar. Acá nadie habló de desalojo". Y agregó que "hay mucha gente que está tirando muchas cosas", como aquella información que circuló respecto de la posibilidad de traer familias de Fuerte Apache al barrio. "Guarda que no se meta ninguna pata política; nosotros venimos acá como Municipalidad a tratar de estar con los vecinos y a charlar", advirtió.

Asimismo explicó que "esto es un auto que se vendió y si la persona no pone la plata, no se le entrega el auto". Es decir que "la empresa está cautiva de las casas hasta que cobre la deuda que todos los meses se incrementa".

La "necesidad" de

más de 100 familias

"Lo único que tenemos es necesidad de acceder a una vivienda digna", expresó uno de los vecinos que se presentó en el lugar. Y contó que "lo que habíamos propuesto con el señor Intendente es que nosotros vamos a terminar estas viviendas. Y si no nos dan éstas, la única forma que vamos a salir de acá es cuando nos den otra vivienda que nosotros mismos nos proponemos ayudar a construir".

"Se entiende que es culpa de Nación, pero siempre seguimos pateando la pelota nosotros los pobres, los trabajadores; los que construimos Tandil somos los que pagamos los platos rotos", agregó.

Concretamente son 106 familias las que tomaron viviendas y terrenos del barrio La Movediza, de las cuales "40 están en lotes, a la intemperie, en carpas y con chicos, y 60 en casas".

Aseguró que están de acuerdo con que "se haga el censo", porque "si realmente existe semejante necesidad, que creo que es así, no creo que sea la necesidad que nosotros tenemos. Eso es necesidad y urgencia, no los que están esperando un sorteo, que seguramente están alquilando cómodamente por ahí".

Comentá la nota