Lunghi apuesta y se expone con la candidata a intendente del Acuerdo Cívico, en Pinamar

"Vinimos a acompañar a la candidata del radicalismo y ahora del Acuerdo Cívico y Social, y ponernos a disposición para lo que necesiten. También poner a disposición los equipos técnicos", dijo el tandilense, tras un acto con Mercedes Taurizano.
Tal cual adelantara la semana pasada El Eco de Tandil, cuando informó que el jefe de campaña del lunghismo, Julio Elichiribehety, se sumó conduciendo la estrategia de Mercedes Taurizano, candidata a intendente por el Acuerdo Cívico y Social en Pinamar, el radicalismo tandilense dio otro paso en ese sentido.

Ahora fue el propio intendente, Miguel Lunghi, quien visitó esa ciudad recientemente, donde se entrevistó con dirigentes de la Unión Cívica Radical y brindó una charla en el comité local junto a un grupo de sus colaboradores.

Así lo publica el diario El Mensajero, a quien el mandatario tandilense le explicó que "vinimos a acompañar a la candidata del radicalismo y ahora del Acuerdo Cívico y Social, y ponernos a disposición para lo que necesiten. También poner a disposición los equipos técnicos del radicalismo para conversar y charlar de las temáticas que pueden ser iguales. Y como radicales, ayudar lo más posible para triunfar el 28 de marzo", afirmó el pediatra.

Lunghi apreció que "la elección en Pinamar es importante, tanto para la ciudad como la región, pero interpreto que en un año y medio en este país pueden pasar muchas cosas. Me parece que es mirar muy rápido el futuro".

El jefe comunal entendió que "nadie pensaba que íbamos a tener un enero político como el que tuvimos, sino que íbamos a estar mucho más tranquilos hasta marzo. Pero aparecieron dos DNU con bastante revoltijo".

"Esperemos que haya paz, que sea un buen año de crecimiento, que los argentinos nos juntemos para trabajar juntos, cada uno con su ideología, y ser respetuosos en eso. Por ejemplo, tengo en mi Gabinete directores de otros partidos políticos, sin ningún tipo de problemas, nos llevamos muy bien y todos son muy leales a mí. Es lo que tenemos que buscar para solucionar el problema de más de 12 millones de personas que la Argentina tiene por debajo del índice de pobreza."

Lunghi opinó, además, sobre la crítica situación por la que atraviesa la provincia, en materia económica y política. "No la veo bien porque nosotros necesitamos tranquilidad, solidificar la democracia, necesitamos diálogo, conciencia, participación, y teniendo esto el país va a salir mucho más fácil."

"Vamos a poder mejorar a mucha gente que no está bien, porque la brecha entre los que más tienen y los que no, cada día es mayor. Necesitamos políticas de Estado que se tienen que tomar entre todos los dirigentes. En la diversidad está la totalidad. Hay que discutir y ponerse de acuerdo. Es lo que necesitamos los argentinos", completó.

Para el pediatra, "tenemos un país con todos los climas, producimos muchísimo, podemos darle de comer al mundo; hay 6 mil millones de habitantes de los cuales mil millones están por debajo de la línea de pobreza. Los podemos ayudar, y a los otros cinco mil les podemos vender nuestros cereales, insertarnos en el mundo, y todo esto lo hacemos con una democracia tranquila, madura, no encrispada. Es lo que necesita y reclama la gente, y así votó el 28 de junio."

Además, aseveró que "hay que tratar que la Presidenta (Cristina Fernández) termine bien el gobierno por el bien de todos, y después cada uno irá con sus colores políticos y sus propuestas para ser gobierno en el 2011."

Resabios de aquel

conflicto chacarero

Consultado sobre su relación con el campo, el mandatario local explicó que "el 45 por ciento del PBI de Tandil proviene del campo. Tenemos mucha cantidad de producción de soja, trigo, maíz, girasol; es la segunda cuenca de lechería junto con la región, con una producción de un millón de litros de leche por día detrás de la producción principal que está al sur de Córdoba y Santa Fe".

Por eso, volvió a justificar la decisión que tomó hace dos años cuando estalló el conflicto chacarero. "Mi posición en el conflicto del campo fue muy simple, respetuosa, concreta. Yo pedí que se volviera al 10 de marzo de 2008 y se dejara sin efecto la Resolución 125, que se reunieran los grupos técnicos del sector productivo, y que el Gobierno hiciera una ley agropecuaria a mediano y largo plazo de lechería y ganadería, que el Congreso la debatiera y que de allí saliera lo que necesitaba el país."

Lunghi, recordó por último que "en Tandil el campo le da una fuerza extraordinaria a la construcción, compra de maquinarias, de camionetas, de autos, es todo movimiento, trabajo. Se ha tecnificado muy bien el campo. Pero una ley así le daría sustentabilidad al país como ha hecho Uruguay o Brasil, donde todo el mundo apostó a la producción. Pero en nuestra zona todo el mundo apostó a la soja y creo que eso no es bueno. En algún momento podemos tener dificultad como hemos tenido tambos que han cerrado y se fueron a la soja".

Comentá la nota