Lunghi advirtió que si es necesario "cerrará Tandil" y responsabilizó al Gobierno nacional.

"Pensaron solamente en el poder y la parte económica para llegar a las elecciones en junio", afirmó. También se quejó porque el Municipio recibió cuatro millones y medio de pesos menos en materia de coparticipación.
El intendente Miguel Lunghi advirtió ayer que si es necesario "cerrará Tandil" y responsabilizó al Gobierno nacional por la pandemia de Gripe A que afecta al país.

El jefe comunal también informó que el Municipio desembolsará unos 26 mil pesos para, en conjunto con la Universidad Nacional del Centro, poder realizar los hisopados y así detectar los casos de Influenza A H1N1 (ver página 6).

"La lógica establece que los fallecimientos por neumonía tienen que ser a causa del virus A. Hoy en terapia, sacando un caso que entró por hemorragia cerebral, son todas neumonías en gente joven. Hay que confirmarlo, para estudiar, investigar y avanzar", declaró Lunghi al programa "Tandil despierta", que se emite de lunes a viernes en la mañana de Eco TV.

El Intendente inició sus críticas a la gestión nacional cuando indicó que "en este país tenemos un problema, no tenemos estadísticas confiables a todo nivel, para las tareas de prevención y presupuesto", en un tiro por elevación hacia el Indec de Guillermo Moreno y la "sorprendente" multiplicación de casos de Gripe A que el oficialismo anunció tras los comicios.

"Esto es responsabilidad total del Gobierno nacional. Pensaron solamente en el poder y la parte económica para llegar a las elecciones en junio, pero se olvidaron que también existía la salud. Había una ley aprobada por el Congreso. Yo no tenía otra que tomar la determinación (de decretar la emergencia sanitaria) después de las elecciones. Hay que recordar que (la ex ministra de Salud, Graciela) Ocaña pidió quince días antes que se suspendan", lanzó Lunghi.

Agregó que "acá hay que ver bien quiénes son los culpables, que no han estudiado los casos y no tienen los medicamentos, y esto le cabe totalmente a la Nación, que es la que rige la salud del país".

También a

la Provincia

El Intendente eligió a Multimedios El Eco para reaparecer públicamente tras su reposo por neumonía, con el fin de desechar los rumores que lo colocaban internado en La Plata por un difícil estado de salud.

"Agradezco la preocupación y los llamados telefónicos, tanto a mi casa como al Municipio. Esto es un pedido que yo le hice a Mauricio (Acosta), el director de Prensa, para que me vieran en vivo", explicó.

Ante la actitud del sector privado en pos de prevenir la propagación del virus, el jefe comunal destacó que "nuestra sociedad es muy solidaria" e insistió que "nos quedemos en casa el mayor tiempo posible, porque si no yo voy a cerrar Tandil".

"Estoy dispuesto a hacer lo máximo para que la gente viva, se reduzca la cantidad de internados y cortemos el pico de la enfermedad. Esto se queda dos o tres meses. No nos olvidemos que en México, Canadá y Estados Unidos los agarró en primavera, cerca del verano, pero nosotros recién iniciamos el invierno", enfatizó.

Durante el diálogo con los periodistas Gastón Cabrera y Claudio Andiarena, el pediatra también abordó la caída de la actividad productiva (antes y después de la problemática sanitaria) y el incremento en esta ciudad del número de desalojos.

Al consultarle si la situación exige modificaciones presupuestarias, Lunghi se despachó con críticas hacia el Ejecutivo provincial que conduce Daniel Scioli: "Estamos en un cuello de botella, porque recibimos en los primeros seis meses cuatro millones y medio menos de coparticipación. Ahora vamos a empezar con las discusiones, porque todo se lee en La Plata. Que se le lea, me parece muy bien, pero hay que saber bien que los municipios son dependientes de la coparticipación. A eso hay que agregarle una disminución de la Tasa Retributiva de Servicios y la reducción que habrá a partir de ahora de la Tasa Unificada a la Actividad Económica. Esto lo vamos a sentir fuertemente".

Para concluir, Lunghi recomendó "agua y jabón para lavarse las manos, porque el exceso de alcohol les va a producir eccemas", aventuró que "con estas medidas de prevención vamos a volver a reactivar la economía" y fundamentó el accionar del Municipio en "la obligación de salvar la vida de la gente".

Comentá la nota