El lunes los taxistas vuelven al Concejo

Además del presidente y el secretario de la Cámara de Propietarios de Taxis, Carlos Basso y Carlos D'Onofrio, respectivamente, estuvieron los delegados de las tres paradas que posee la ciudad: Centro, Terminal y Cooperativa. Los anfitriones fueron Gastón Massari Copes, Marcos Cuelle, Leandro Altolaguirre, Oscar Vignatti y Eduardo Molteni. Otros concejales que no integran la comisión, como Cristina Requejo y Sulma Valenzuela, también participaron.
"No hubo definiciones -explicó Massari, presidente de la Comisión-, los escuchamos e insistimos en que la polinómica es una herramienta que vamos a defender a ultranza, porque da beneficios al vecino y al usuario. No nos vamos a salir de la polinómica a los dos meses de haberla consensuado con ellos".

Los taxistas no cuestionaron la polinómica, pero manifestaron que la base sobre la cual comenzará a regir (es decir, la tarifa actual) está por debajo de los costos. El precio de los viajes está compuesto por una bajada de bandera de 3 pesos y una ficha de 17 centavos cada 90 metros. Para los empresarios, esos valores no son rentables.

Ante esa apreciación, la comisión les exigió que transparenten sus ingresos. "Queremos saber cuánto recaudan. No podemos hablar de rentabilidad sin ver los ingresos. Hasta acá, sólo nos mostraron los costos, ahora queremos ver la otra columna. Si ellos dicen que el servicio no es rentable, que están trabajando a pérdida -cosa que no creo-, lo tienen que demostrar", afirmó el edil radical.

La reunión, que se realizó en el recinto del CD, comenzó a las 18 y se extendió hasta después de las 20.30. La discusión fue tensa. Los taxistas volvieron cuestionar algunos de los costos que están incluidos en la polinómica y los concejales se comprometieron a volver a analizarlos el lunes próximo y a realizar modificaciones si existen errores.

La fórmula fue establecida hace dos meses a través de una ordenanza que sancionó el Concejo con los votos del Frepam y el PJ. La Catarata había apoyado la medida pero cuando la normativa fue llevada a la práctica expresaron su desacuerdo. El miércoles, entre las 11 y las 13, el sector realizó un lock out patronal y concentró los autos frente a la comuna, obstruyendo la avenida San Martín. Reclamaron un aumento de la tarifa antes de las fiestas, puesto que la ordenanza establece la suba para enero.

Comentá la nota