El lunes presentarían una denuncia por amenazas contra Daniel Rossetti

Como ocurrió el año pasado, el clima comienza a tensarse ante el reclamo de aumento de los empleados municipales y el proyecto del Ejecutivo para poner en marcha una moratoria para el pago de las tasas municipales.
Daniel Rossetti, secretario general del Sindicato de Trabajadores y Obreros Municipales, amenazó que iba a llegar hasta las últimas consecuencias para lograr el aumento salarial de los trabajadores. Por esta situación seis concejales de la oposición denunciarían este lunes al sindicalista por coacción (amenaza) agravada ante la fiscalía de turno.

Así lo adelantó a La Verdad el edil del Frente para la Victoria Gustavo Traverso, quien junto a otros seis concejales denunciarían por amenazas al secretario general del sindicato.

Ayer, en declaraciones a LT20, Rossetti volvió a mostrarse firme en su pedido de incremento en los sueldos, y respaldó con sus declaraciones a las medidas planteadas desde el Ejecutivo. Algo impensado el año pasado, cuando su gremio mantenía una histórica disputa con el meonismo.

También expresó duros términos contra el concejal Traverso. Aseguró que "a veces cuando se hace política y se dicen cosas, algunos se sienten molestos. Si se hace política y te pegan, lamentablemente no hagas política y quedate en tu casa".

Rossetti admitió también haber dicho que se llegaría hasta las últimas consecuencias para lograr el esperado aumento salarial, declaraciones que fueron tomadas como una amenaza por el edil Traverso.

"Planeamos hacer un acto de presencia ese día, sin huevos ni bombas, como ocurrió el año pasado. Además recuerdo que nuestro gremio no participó de eso", aclaró el sindicalista.

En la misma línea remarcó que "desde hace tiempo estamos reclamando por una recuperación salarial, y cuando estamos a punto de lograrla, nos encontramos con una cuña dentro del Concejo Deliberante".

Rossetti añadió que "es un pequeño sector que pone palos en la rueda ante cada propuesta".

El gremialista recordó que en los incidentes del año pasado (hubo insultos y huevazos hacia los concejales) "no agredimos ni insultamos a nadie; nos mantuvimos fuera del Concejo en un acto de protesta".

Puntualizó que "en esta ocasión tampoco se va a agredir a nadie, porque mantenemos una muy buena relación con todos los concejales".

Comentá la nota