El lunes se inaugura la nueva sala de guardia del Sáenz Peña.

El Hospital Roque Sáenz Peña estrenará el lunes una sala de guardia con todas las letras. Cómodo e innovador, el nuevo espacio duplica a las tres plazas disponibles para adultos , inaugura la internación pediátrica con seis camas e incorpora puestos de trabajo entre las áreas. A las 10.30 se cortarán las cintas de la obra que nació del Presupuesto Participativo votado por los vecinos del lugar y que insumió no menos de dos millones de pesos.
La nueva sala de guardia tiene 600 metros cuadrados y doce dependencias. Consultorios ambulatorios pediátricos y para adultos y salas de internación para ambos grupos figuran entre las ventajas comparativas con respecto al servicio que se brinda en la actualidad. La obra se completa con salas de urgencias (shock room), salas de traumatología, enfermería y de reunión para médicos.

Aparatología. Además de las innovaciones edilicias, también hay renovación tanto en el instrumental como en la aparatología. Sin contar con los mobiliarios que equipan las flamantes instalaciones (habitaciones y baños).

   Para el personal del hospital, la nueva sala de espera merece un párrafo aparte, ya que en las actuales condiciones se saturaba en poco tiempo y la gente debía aguardar en la vereda tanto para ser atendida como para esperar noticias de los pacientes ingresados. "La sala de espera está equipada con refrigeración y calefacción, un verdadero confort", comentó la directora asociada administrativa del hospital, María Eugenia Allende.

   La guardia del Sáenz Peña atiende unas 300 consultas diarias de adultos y unas 150 urgencias pediátricas. Durante el verano el ingreso es constante y sólo cede un poco en invierno durante la madrugada, tal cual relataron empleados del lugar.

   Los beneficiarios directos de las innovaciones serán los vecinos de las zonas sur y sudoeste de la ciudad, sede geográfica de los 17 centros de salud que derivan sus pacientes al efector, además de quienes llegan desde las localidades cercanas como Villa Gobernador Gálvez, Alvear y Arroyo Seco, entre otras.

Moderna La nueva sala de guardia se considera un hito entre los efectores públicos y cambiará en "360 grados" las condiciones de operatividad del actual servicio, explicó Allende y calificó a las flamantes instalaciones como un "ambiente grande, limpio, cómodo y funcional", que se realizó para absorber la demanda creciente de atención.

   El hospital acompaña la vida cotidiana de la zona sur desde hace 75 años y la incorporación de personal fue la bisagra que activó la puesta en marcha del flamante sector de guardia, que espera entrar en acción desde los últimos meses del 2008. Desde noviembre se incorporaron médicos, enfermeros, camilleros, administrativos y mucamas.

   El Hospital está ubicado en Laprida 5381, es el referente de segundo nivel de complejidad de los distritos sur y sudoeste y coordina la atención sanitaria junto con los centros de salud de primer nivel de complejidad.

Comentá la nota