*El lunes, habilitarán a Sapag a tomar más deuda

Para este día fue fijada la sesión especial de la Legislatura que es necesaria constitucionalmente para habilitar un empréstito. Concretamente, la provincia acrecentará su deuda para concretar la promesa de construir 2.500 viviendas. ¿El gobierno nacional? Sólo presta la plata a través de ANSES.
La sesión especial de la Cámara de Diputados neuquina, necesaria para que el gobierno tenga el aval para endeudarse por 284 millones de pesos con ANSES, para financiar con ese dinero la construcción de 2.500 viviendas en la provincia, se hará el lunes, a las 22:30, según lo dispuso la comisión de Labor Parlamentaria el jueves.

Así se dará cumplimiento a lo que expresamente dispone la Constitución Provincial, en el artículo 189, inciso 10, donde se deja en claro que para autorizar un empréstito que compromete a la provincia se necesita el voto favorable de la mayoría absoluta de la Cámara.

El oficialismo provincial tendría asegurados los votos para tomar el crédito, habida cuenta que en él plenario de comisiones que se realizó durante la semana, hubo despacho con voto unánime favorable al endeudamiento en función del objetivo, que es hacer viviendas y achicar lo que constituye una de las demandas más fuertes de sectores populares en la provincia.

El tema fue tocado este viernes por el gobernador Jorge Sapag, quien lo mencionó en el contexto de la planificación de uso de "varias herramientas" para concretar acciones de gobierno pese a la estrecha situación financiera.

"Ustedes vieron las leyes que mandamos a la Legislatura de endeudamiento para hacer viviendas, son alrededor de 300 millones de pesos para 2500 viviendas", dijo Sapag a los periodistas, y después mencionó también "los 140 millones de pesos con el Fondo Fiduciario y de infraestructura federal, que es para terminar (la primera etapa del edificio de) el Poder Judicial y alguna otra obra que podamos hacer con este fondo que tiene recursos disponibles".

En ese ámbito, relacionó también el gobernador la cuestión con un "canje de deuda con el bono en dólares", que será ni más ni menos que diferir, en acuerdo con el Citibank, los próximos vencimientos de la deuda contraída por el gobierno anterior para financiar el programa de obras públicas que está en plena marcha en Neuquén.

Comentá la nota