El lunes comenzarán a declarar testigos y víctimas de la dictadura en la “Causa Área Paraná”

La jueza federal de Paraná dispuso que 31 víctimas del terrorismo de Estado se presenten en los próximos días para ratificar sus denuncias por violaciones a los derechos humanos. Hay 14 acusados porque 6 represores murieron.
La jueza federal subrogante de Paraná, Myriam Galizzi, dispuso que 31 víctimas del terrorismo de Estado se presenten en los próximos días para ratificar los hechos oportunamente denunciados. La medida forma parte de las acciones iniciadas por la Justicia a partir de la instrucción formal de la denominada “Causa Área Paraná”.

La investigación de estos hechos se reinició en 2004, a partir de la declaración de nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final y los decretos indultos de Carlos Saúl Menem. Luego de un largo camino de burocracia judicial, la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó la instrucción del proceso por el viejo procedimiento escrito, tal como habían solicitado los abogados de los imputados.

A partir de este lunes, comenzarán a declarar 31 testigos y querellantes en el marco de los hechos denunciados en el Legajo Número 11.405 de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná, que lleva por nombre “Capitán Auditor Jorge Humberto Appiani - Número 221.416 sobre Supuestos Apremios Ilegales”.

Al respecto, la abogada querellante Marina Barbagelata destacó que “son 31 testimoniales del horror y es muy trascendente para nosotros esta situación porque hemos luchado por esto durante estos seis años que la causa estuvo parada”.

Además de militar, Appiani es abogado y como tal se defiende a sí mismo, constituyendo domicilio en Cervantes 447 de la capital entrerriana. El represor tiene su estudio jurídico en Buenos Aires donde era socio de Jorge Antonio Olivera, que fue detenido este lunes tras permanecer más de ocho años prófugo.

Durante la dictadura, Appiani ostentaba el grado de capitán auditor y era quien llevaba adelante las asesorías legales durante los Consejos de Guerra que se llevaron a cabo. A mediados de enero de 1977 amenazó a Noemí Benítez de Mechetti para que firme una falsa declaración: “Firme, señora. Le conviene firmarlo sin pensarlo mucho. Por usted misma y por su propio hijo. No pierda nunca de vista que a su hijo lo tenemos detenido”, le dijo el propio Appiani.

También está acusado por privación ilegítima de la libertad en concurso real y con tormentos formulados por varios detenidos políticos y participó en el fallido intento de arrojar a Alejandro Richardet por una ventana del piso superior del Comando de la Segunda Brigada de Caballería Blindada de Paraná, según consignaron los fiscales Olga Taybo y Juan Varisco Bonaparte en el pedido para que sea citado a prestar declaración indagatoria en la denominada Causa Área Paraná, que ha sido reabierta en estos días. Antes de ser beneficiado por la ley de obediencia debida, se le fijó una audiencia para el 4 de mayo de 1987, pero nunca se presentó.

“El juicio va a ser secreto y escrito. Nosotros tenemos la idea de que luego que se produzcan las testimoniales podamos acceder a las copias y darlas a conocer para que la comunidad se involucre y pueda conocer los detalles”, informó Barbagelata al programa A quien corresponda (Radio Del Plata Paraná).

En cuanto a las víctimas, dijo que “se tratará de protegerlos, ya se está trabajando con la gente de la Secretaría de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos y de la Jefatura de la Policía de Entre Ríos”, explicó la letrada, que también detalló que “hay documentación que se recabó durante estos años y con esos elementos se citará a prestar declaración a todas las personas que aparezcan como responsables”.

En el mismo sentido, indicó que “los imputados eran alrededor de 20 cuando se archivó la causa, pero varios de ellos fallecieron”, y agregó que “seguramente se darán a conocer otros nombres y aumentará el número”.

Los imputados por desapariciones, privaciones ilegales de la libertad, homicidios y tormentos son: José Anselmo Appelhans, Jorge Humberto Appiani, Luis Francisco Armocida, Ramón Oscar Balcaza, Rosa Susana Bidinost, Carlos María Cerrillos, Ramón Genaro Díaz Bessone, Hugo Mario Moyano (médico civil), Oscar Ramón Obaid, Julio Raúl Paredes, Alberto Rivas, Manuel Daniel Rodríguez, Juan Carlos Ricardo Trimarco y Carlos Horacio Zapata. Otros seis represores han fallecido: Abel Teodoro Catuzzi, Alfredo Ismael Duré, José Faustino Fernández, Leopoldo Fortunato Galtieri, Constantino Francisco González y Carlos Patricio Zapata.

Barbagelata sostuvo que “las pruebas son incontrastables, el horror está demostrado y no cabe la menor duda que habrá una sentencia condenatoria contra las personas imputadas. Ya pasaron 30 años y ahora se tendrá que resolver la responsabilidad penal de todas las personas que fueron responsables”, y enfatizó: “Estamos seguros de que la Justicia va a hacer lo correcto”.

Comentá la nota