El lunes se cierra la actual Terminal de calle Sarmiento

Si bien la atención se complicaría por la falta de detalles en las boleterías de la Nueva Terminal de Omnibus, el martes a la hora cero, en el predio de Salva y la Ruta 34 comenzará a prestarse el servicio para la salida y recepción del transporte interurbano de pasajeros.
Con la conclusión del día lunes también terminará la etapa del antiguo Mercado como Terminal de Omnibus, para dejar esa función al edificio erigido en la intersección de avenida Ernesto Salva y la Ruta 34.

Al haberse llegado a la fecha de apertura hace una semana exactamente, luego que el Concejo Municipal votara la circulación por la ciudad de los transportes que ingresaban desde el este de la ciudad, muchos detalles podrían faltar a la hora del inicio de las actividades.

Si bien este planteo que muchas firmas realizaron ante el concesionario se elevó el miércoles en una reunión mantenida en la Jefatura de Gobierno de Rafaela, quedó inamovible el plazo de puesta en marcha para la Nueva Estación Terminal.

Carlos Casinerio, titular de emprendimiento que desde el 17 de diciembre comenzó a contar los 90 días de plazo para la apertura del predio, confirmó a LA OPINION que el martes, cuando se comiencen a recibir servicios y a generar partidas, estarán en funcionamiento el bar, el maxikiosco, los baños, e incluso el servicio wi-fi de internet, que a partir del domingo funcionará en todo el edificio.

"Sí o sí se abre la Terminal el martes a la cero hora", afirmó el concesionario. Con los cursos de capacitación para los mozos de cordel, que se encargarán de los equipajes de los pasajeros, el control de funcionamiento de los equipos electrógenos, e incluso el sector de cargas presto para su actividad, el edificio define sus detalles que sobre la marcha serán mejorados en caso de precisarlo.

Un servicio de seguridad privada ya está instalado con agentes en el sector, donde faltará la apertura de algunos de los comercios e incluso, de algunas boleterías.

INQUIETUDES

Ese es el mayor inconveniente en todo el tema del traslado, ya que muchas empresas firmaron los contratos de locación esta semana, pero recién recibirán las llaves de los locales el día lunes.

Sobre esto el gerente comercial de El Cóndor y San Cristóbal, Raúl Pietrone, señaló en diálogo con este diario que al tener rentadas dos ventanillas y deber unificarlas, la obra demorará no menos de dos semanas y eso complicaría el trabajo de los empleados que trabajan a comisión de las ventas de pasajes, por el hecho de trasladar la tarea a los choferes sobre las unidades al momento del viaje.

"Llama poderosamente la atención que una obra que demandó semejante inversión pretendan inaugurarla con tanta premura, siendo que recién el lunes 6 terminamos de cerrar con la concesión la base económica del contrato por las boleterías y los derechos de andén". El planteo de Pietrone continúa sobre la clausura del actual edificio y el traslado obligatorio desde el comienzo del día martes a la nueva dirección "con una infraestructura que no va a estar para nada de acuerdo con las necesidades de los pasajeros, porque por varios días no vamos a tener luz, no vamos a tener internet para la venta de pasajes por sistema, entonces es imposible trabajar en estas condiciones. Todas las empresas estamos en la misma situación, entonces nos extraña que no se haga una transición de manera ordenada, por ejemplo en unos 20 días, para poder brindar el mejor servicio que podamos a todo el público, porque es el objetivo final de todos".

Este reclamo parte de uno de los responsables de la empresa que "más flujo de pasajeros lleva a la Terminal" con la salida de 18 servicios y recepción de la misma cantidad de ómnibus por día, cubriendo el trayecto Rafaela-Santa Fe.

El concesionario se comprometió a facilitar acceso a la energía eléctrica y con el sistema inalámbrico de internet, los problemas más básicos podrían suplirse hasta que se efectivicen las conexiones de servicios en cada módulo y así normalizar el funcionamiento de las prestaciones de cada empresa.

Poco le falta a la Terminal de la calle Sarmiento, que ya se ve algo desolada, para quedarse con muchos años de historia en su silencio.

Comentá la nota