Lula visitará Bolivia en agosto

El presidente de Brasil se reunirá con su par boliviano, Evo Morales, con el fin de firmar un crédito destinado a la construcción de una nueva carretera que apuntalaría el comercio intrarregional
La visita del presidente de Brasil, Inacio Lula Da Silva, a Bolivia fue confirmada por su homólogo boliviano Evo Morales ayer en un acto público en un municipio rural de La Paz.

La llegada del mandatario brasileño está prevista para el 9 de agosto para firmar un crédito destinado a la construcción de una nueva carretera en este país. Según Morales, la firma del convenio bilateral se hará en la localidad de Villa Tunari en la zona del Chapare del departamento de Cochabamba (centro). La nueva ruta vial que ayudará a construir el gobierno brasileño, unirá esta región con el Beni (norte), en la zona amazónica de Bolivia. El monto comprometido por Lula para esa obra es de 400 millones de dólares y la vía cruzará el país de centro a nordeste, uniendo los valles subandinos con la Amazonia boliviana.

Morales destacó el emprendimiento más vigoroso por vertebrar esas regiones, inconexas desde 1825, cuando se fundó Bolivia. Esta carretera en particular, apuntalará el comercio intrarregional con los mercados brasileños y chilenos.

El norte y nordeste bolivianos se vinculan con el departamento de Santa Cruz, en el este del país, y, en un trazado carretero en ángulo de 90 grados, a lo largo de una vía de más de 1.500 kilómetros, con La Paz, sede del gobierno, y los distritos emplazados en Los Andes.

Lula debió habilitar el desembolso de créditos en abril último, cuando suspendió para el 9 de agosto su visita de Estado, la primera que realiza un mandatario brasileño al Chapare boliviano.

Morales explicó que Lula confirmó su visita el viernes pasado, durante la Cumbre del Mercosur que se realizó en Asunción del Paraguay.

El último encuentro de ambos mandatarios en Bolivia, fue en Arroyo Concepción (Santa Cruz) el 15 enero durante la inauguración de los tramos carreteros Arroyo Concepción-El Carmen y El Carmen Roboré, que forman parte del corredor bioceánico entre el Atlántico y el Pacífico.

Comentá la nota