Lula y Sarkozy firman una "asociación estratégica"

Brasil comprará 50 helicópteros y cuatro submarinos franceses, además de tecnología para fabricar su primer sumergible nuclear. "Sarko", que llegó con Carla Bruni, quiere a Brasil en el Consejo de Seguridad de la ONU.
RIO DE JANEIRO.- El presidente brasileño, Luis Inacio Lula da Silva, y su par francés, Nicolás Sarkozy, se encontraron este lunes durante el primer día de una visita del mandatario europeo a Brasil marcada por la firma de importantes contratos de armamento enmarcados en un acuerdo de asociación estratégica entre el país galo y el gigante sudamericano.

El mandatario anfitrión y el presidente francés, acompañado por su esposa Carla Bruni, asistieron esta noche a un concierto de Charles Aznavour que preludia una serie de manifestaciones culturales para promover "el año de Francia" en el país sudamericano. La velada fue abierta por el músico brasileño y ex ministro de Cultura de Lula, Gilberto Gil y también participaron Arthur H por Francia y Lenine por Brasil.

"Europa y Brasil deben trabajar juntos. No es una opción, es un deber", expresó Sarkozy en un foro de negocios franco-brasileño en Rio de Janeiro. El mandatario brasileño, por su parte, aseguró también que "no se puede aplazar la liberalización del comercio", tras el fracaso de las negociaciones comerciales de la Ronda de Doha. "La UE y Brasil deben trabajar juntos", dijo.

Para graficar la importancia que asigna a esta reunión, Sarkozy llegó a Brasil acompañado por cinco ministros: de Relaciones Exteriores, Defensa, Educación, Asuntos Europeos y Comercio Exterior. Siguiendo con los acuerdos alcanzados en Lisboa, los tres dirigentes podrían adoptar en Brasil un ambicioso plan de acción, que daría nuevos bríos a Brasil en sus reclamos para tener mayor peso en las decisiones de gobierno de las finanzas mundiales.

Francia es uno de los países que apoyan el pedido brasileño de tener un lugar permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Se prevé que Lula pida para su país mayor acceso del etanol brasileño al mercado europeo, así como una flexibilización en las normas europeas de inmigración, cuyo endurecimiento fue fuertemente criticado en América Latina.

El martes, ambos mandatarios firmarán un convenio de "Asociación estratégica", con una primera operación comercial de venta de 50 helicópteros de transporte y cuatro submarinos convencionales franceses a Brasil. Brasil planea asimismo construir rn lod próximos años un submarino de propulsión nuclear, en base a modelos con tecnología francesa.

El ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, confirmó a periodistas que estos contratos se firmarán el martes, e indicó que los submarinos serán construidos en un astillero naval del estado de Rio de Janeiro, y destinados a proteger los yacimientos de petróleo en aguas profundas recientemente descubiertos.

Al término de su visita oficial, Sarkozy tiene previsto permanecer en Brasil hasta el 29 de diciembre para pasar las fiestas de Navidad con la familia brasileña de su esposa, cuyo padre biológico reside hace años en el país sudamericano.

Comentá la nota