Lula quiere un Brasil con manía de grandeza, pero sin arrogancia

"Sí, se puede", imitó ayer Lula a su colega Barack Obama. El brasileño intenta afianzar la campaña del oficialismo para las elecciones de octubre.
"Brasil tiene que perder la manía de pequeñez para entrar en la manía de grandeza sin arrogancia", aseguró ayer el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que instó en un discurso a los brasileños a reforzar su autoestima. Brasil "no le debe nada a nadie", enfatizó el jefe de Estado, al tiempo que hizo una alusión al eslogan "sí, se puede", utilizado por el primer mandatario norteamericano Barack Obama en su campaña electoral de 2008.

"Brasil volvió a gustar de Brasil. Como dice Obama, nosotros podemos; antes no apostábamos pero ahora eso cambió, somos iguales al resto del mundo", completó el líder del Partido de los Trabajadores (PT).

Lula habló durante la inauguración de una fábrica que producirá semiconductores para televisores y microchips que serán colocados en las orejas del ganado vacuno para rastrear la ubicación de los rebaños. "Espero que, a partir de esta fábrica, en breve podamos ser competitivos ante el llamado mundo desarrollado", exhortó Lula, y volvió a reforzar sus ambiciones.

El gobierno brasileño destinó 211 millones de dólares para la implementación de la industria en el estado de Río Grande do Sul. Según el brasileño, esta inversión forma parte de la visión de los "comunistas modernos", que apuestan a proyectos que tienen que dar "superávit, porque de lo contrario el Estado se quiebra, como ya se quebró".

El centro de tecnología estatal Ceitec produjo en fase experimental 15 mil chips para implantar en las orejas de los bovinos en los estados de Minas Gerais y Mato Grosso do Sul, a un costo de unos 1,5 dólares por unidad, precio por debajo de la mitad del pagado en el extranjero.

Además, sistemas semiconductores para el rastreo de cargas y convertidores para señal digital de televisión son los otros proyectos de producción de la fábrica.

Esta semana, el gobierno brasileño había anunciado que pretendía ampliar la generación de energía atómica con la construcción de dos nuevas plantas en el noreste del país. "La secretaría de Planificación del Ministerio de Energía determinó que la estatal electronuclear conduzca los estudios técnicos para seleccionar el lugar de construcción de dos plantas nucleares", informó el Ministerio de Energía de ese país.

Brasil se encuentra iniciando un proceso electoral para elegir al sucesor de Lula. La candidata del oficialismo, Dilma Rosseff, continúa rezagada en las encuestas para las elecciones presidenciales de fin de año, que son lideradas por el opositor José Serra.

Comentá la nota