Lula, un posible mediador entre Israel y Palestina

El mandatario brasileño le ofreció a Simón Peres ayudar para dirimir en el conflicto y también cerró convenios bilaterales.
El presidente de Brasil, Luiz Lula Da Silva, se reunió este miércoles con el primer mandatario de Israel, Simón Peres, y le ofreció servir como mediador en el conflicto palestino-israelí. Además, defendió la visita oficial del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, que viajará a tierras brasileras el próximo 23 de noviembre.

En una conferencia de prensa conjunta, Lula se refirió al conflicto en Cercano Oriente y se dirigió directamente a su par de Israel cuando aseguró: "Usted sabe que no habrá paz sin concesiones políticas", en clara referencia a los asentamientos israelíes en territorios reclamados por la nación palestina, y que la administración de Tel Aviv se niega a reconocer.

Peres respondió a las opiniones de Lula y reafirmó la importancia del ofrecimiento para alcanzar una paz duradera. "Sé que él tiene amistad con los palestinos y a nosotros también nos gustaría tenerla. Con un apoyo serio y firme (de Brasil) sé que puede haber una contribución. Por eso me hizo tan feliz escuchar eso (la oferta de apoyo) del presidente Lula", dijo.

También refirió su preocupación por la inminente visita del presidente de Irán y su "infiltración" en Sudamérica, pero Da Silva le quitó relevancia y explicó que "necesitamos encontrar a más interlocutores que quieran ayudar en la construcción de la paz en el Cercano Oriente. Y no nos negamos a conversar con nadie".

De hecho, la visita de Ahmadinejad trascenderá la frontera política, ya que vendrá con la propuesta de aplicar parte de sus reservas internacionales en Brasil, prevé la creación de un banco bilateral y del uso de la moneda local en las transacciones comerciales.

En el plano de los acuerdos bilaterales, los presidentes firmaron un tratado sobre extradición y convenios en las áreas de turismo, producción cinematográfica y cooperación en la ayuda a terceros países. Lula aprovechó la ocasión para reafirmar la intención brasileña de adquirir un avión no tripulado israelí para el monitoreo de sus fronteras.

"Señor presidente, venga y prenda las luces para todos en el Cercano Oriente", concluyó Peres luego de elogiar el programa de expansión de la red de energía eléctrica del brasileño, algo paradójico si se considera el apagón que el martes a la noche dejó a oscuras a todo San Pablo y varios estados.

Comentá la nota