Lula a Obama, en la Casa Blanca: "Rezo más por usted que por mí"

Lula a Obama, en la Casa Blanca:
El brasileño pidió que se restablezca el crédito para luchar contra la crisis mundial. Sostuvo que se deben mejorar las relaciones de los EE.UU. con Latinoamérica. Y recomendó que Washington se acerque a Cuba, Venezuela y Bolivia.
Durante el encuentro de una hora que sostuvieron en el Salón Oval de la Casa Blanca, el presidente brasileño Lula da Silva pidió al presidente Barack Obama una aproximación con Cuba, Venezuela y Bolivia, y que se construya una nueva relación de "confianza y no injerencia" entre Washington y América Latina. "Lo que dije al presidente Obama, y tengo esperanza de que vaya a ocurrir, es que es preciso que haya un acercamiento a Venezuela, a Cuba y a Bolivia", contó Lula después del encuentro. "Pienso que debemos construir en América Latina una nueva relación, una relación de confianza, de no injerencia, de compaginar las cosas buenas", agregó.

El norteamericano a su vez le dijo a Lula que EE.UU. necesita coordinar con Brasil los puntos que defenderán en el Grupo de los 20. De hecho, terminada la reunión, un vocero de Lula le dijo a Clarín que habían decidido crear grupos de trabajo estadounidenses y brasileños para conciliar posturas. En este sentido Lula hizo un fuerte reclamo para que Washington restablezca el crédito en la región. Y remarcó el peligro por el costo social que generará el tsunami financiero.

Lula es el primer presidente latinoamericano que tiene una reunión con Obama después de su ingreso a la Casa Blanca. El mexicano Felipe Calderon se entrevistó con su colega norteamericano, pero andes de que este asumiera. En un claro gesto hacia la Argentina, Obama llamó a la presidenta Cristina Kirchner el viernes, un día antes, para evitar susceptibilidades.

Obama aprovechó para dejar en claro que entre él y Europa no existen diferencias. En efecto, se sostenía que, mientras que EE.UU. pone el acento sobre los paquetes de estímulo en detrimento de nuevas regulaciones, Europa quería hacer lo contrario. Ayer Obama dijo que para su gobierno se necesitan ambas cosas al mismo tiempo. "Y eso es lo que hemos estado haciendo".

El largo diálogo que mantuvieron con un pequeño grupo de periodistas ilustró bien el buen clima que reinó entre ellos. "Con todos los problemas que ha tenido en estos 40 primeros días en la presidencia no me gustaría estar en su lugar", exclamó en un momento el presidente brasileño. "Usted está hablando como mi mujer", le contestó el presidente estadounidense. "Bueno, la verdad es que rezo más por usted que por mí", terminó diciendo Lula.

Obama anunció que viajaría próximamente a Brasil. Si bien no dijo cuándo, explicó que habiendo vivido gran parte de su vida en Hawai (donde nació), al menos tiene que ir a conocer las playas de Río de Janeiro. También, dijo, que querría conocer el Amazonas, y bromeó al decir que los republicanos seguramente desearán en secreto "que me pierda allí por algún tiempo".

La buena química no impidió que afloraron las diferencias en materia comercial y en el tema de los biocombustibles. Lula advirtió que, si aumenta el proteccionismo la crisis se agravará en momentos en que cada vez hay más voces en el Congreso estadounidense a favor de que se impongan más barreras arancelarias.

Lula también habló de las barreras que enfrenta el etanol brasileño para ingresar en el mercado estadounidense.

Lula logró que el trato con el presidente Obama sea de igual a igual, algo que muy pocos presidente logran con un colega estadounidense. Más tarde, durante la rueda de prensa en la embajada de Brasil, cuando le preguntaron si habían hablado sobre Venezuela y Cuba, Lula bromeó. "Hablamos de Cuba, de Venezuela... de Uruguay, Paraguay y otros países. No hablé de Cuba específicamente porque no tengo el poder de ningún gobierno para tratar problemas. Lo que dije al presidente Obama, y creo que tiene que pasar, es que es preciso que haya un acercamiento (de EE.UU.) a Cuba, a Venezuela y a Bolivia", agregó.

"En América Latina, queremos construir una nueva relación con EE.UU.", dijo. y agregó: "Yo converso mucho con (Hugo) Chávez, yo sé que Chávez tiene expectativas de que con Obama pueda mejorar la relación" entre ambos países. "Lo mismo (sucede) con Evo Morales, pienso que en América Latina debemos de construir una nueva relación, una relación de confianza, de no injerencia". En ese marco recordó que "todos" los presidentes de la región se encontrarán con Obama en la Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago entre el 17 y el 19 de abril próximos.

"Es preciso que EE.UU. comprenda que América Latina vive una experiencia muy rica de ejercicio de la democracia". Y agregó que "EE.UU. no tiene que ir a América Latina "como un fiscal", ni para hablar de la lucha contra "el narcotráfico o para combatir la lucha armada, eso no existe más".

"En América Latina hay que hablar de lo productivo", sostuvo el presidente Lula y agregó: "yo particularmente soy optimista de que la relación del gobierno de Obama con Brasil y con América Latina" va a avanzar mucho y será más fuerte de lo que ha sido en el pasado".

Comentá la nota