Lula y Lugo piden ahora que se levante el embargo contra Cuba.

Lula y Lugo piden ahora que se levante el embargo contra Cuba.
Dos días después que la OEA abriera nuevamente sus puertas a Cuba, el presidente de Brasil, Lula da Silva, inició una ofensiva diplomática para convencer a Washington de que anule el embargo contra la isla. Por su parte, el mandatario paraguayo, Fernando Lugo, de paso por Cuba y tras reunirse con Fidel Castro, sumó su apoyo al reclamo.
Brasil y Paraguay hicieron sentir sus voces a favor de Cuba. Readmitida esta semana en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), ambos países comenzaron a presionar a Washington para que dé un paso más. Ayer, el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva le pidió a la Cancillería de su país que ponga en marcha una ofensiva por el fin del embargo económico de Estados Unidos a Cuba, calificado de "anacrónico" por los diplomáticos brasileños.

Según precisó el diario O Estado de São Paulo, "Obama envió un emisario para pedirle al gobierno brasileño consejos sobre las formas de reanudar el diálogo con La Habana. Brasil sugirió los nombres de Thomas Shannon, –en ese entonces subsecretario del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental– y de Jorge Bolaños –jefe de la sección de Intereses de La Habana en Washington–".

Por su parte, el presidente paraguayo Fernando Lugo condenó el embargo estadounidense durante su visita oficial de dos día a Cuba, que finalizó ayer. A última hora del jueves, Lugo fue recibido por el ex mandatario cubano Fidel Castro, apartado de la vida pública desde hace meses. "La reunión duró aproximadamente dos horas y en su transcurso se abordaron diversos temas que guardan relación con la agenda bilateral entre Paraguay y Cuba", afirmó el comunicado oficial emitido por la presidencia de Paraguay.

Mientras Asunción retomó su relación con La Habana hace apenas diez años, los buenos vínculos con Brasil datan de hace tiempo. Ya el gobierno de Fernando Henrique Cardoso, antecesor de Lula, había tomado medidas para sacar a Cuba de su aislamiento. Por su parte, durante la actual gestión, los bancos oficiales brasileños concedieron financiamientos para proyectos en la isla, Petrobras firmó un acuerdo con la petrolera cubana para buscar crudo en tierra y aguas profundas y la Asociación de Promoción de Exportaciones (APEX) de Brasil inauguró una oficina en La Habana.

De acuerdo con el diario, Brasil jugó un papel vital también en la última Asamblea General de la OEA que esta semana derogó la sanción dictada en 1962 que excluía del sistema interamericano a Cuba. "Brasil actuó detrás de las bambalinas, tanto para ayudar a la isla como a Estados Unidos. Había una determinación de los gobiernos de Venezuela, Ecuador y Bolivia de pronunciar discursos pesados en la Asamblea General de la OEA contra los norteamericanos, en razón del embargo a Cuba. La delegación brasileña impidió que ello ocurriera", aseguró.

Avanza la "re re" en Brasil

La Comisión de Constitución y Justicia (CCJ) de la Cámara Baja de Brasil recibirá en las próximas horas el proyecto de enmienda constitucional del diputado Jackson Barreto, que busca abrir camino para que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva dispute un tercer mandato en los comicios de 2010. Barreto, quien integra el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), principal aliado del actual gobierno, elevó su propuesta en la noche del jueves con las firmas de 185 diputados. Pese a que nueve parlamentarios retiraron su apoyo en las horas siguientes, el proyecto sigue contando con 176 firmas, cinco más que el mínimo necesario para su tramitación. El presidente Lula aseguró en reiteradas oportunidades que no tiene intención de buscar un tercer mandato, pese a sus elevados índices de popularidad. "Yo no juego con la democracia", afirmó Lula el martes desde Guatemala, y reiteró su apoyo a la actual jefa de Gabinete de su gobierno, Dilma Rousseff.

Comentá la nota