Lula en la cumbre

El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva alcanzó en noviembre un índice de popularidad record del 70 por ciento, según una encuesta publicada por el diario Folha de Sao Paulo.
El sondeo confirmó el alto nivel de aprobación que tiene el ex líder sindical en casi todos los segmentos socioeconómicos y regiones de Brasil, y además muestra el optimismo de la población para el 2009 a pesar de la grave crisis económica que aqueja a los mercados de todo el mundo.

El sondeo, que fue realizado por el Instituto Datafolha, mostró que el 70 por siento de la población consideró como bueno o excelente el gobierno de Lula. En septiembre pasado, Lula ya había alcanzado un nivel de popularidad record del 64 por ciento, índice con el cual ya había superado ampliamente a cualquier presidente brasileño desde 1990. Detrás de Lula se ubica el ex presidente Fernando Henrique Cardoso, que gobernó entre 1995 y 2002, y en diciembre de 1996 alcanzó una popularidad del 47 por ciento. Un 23 por ciento de la población consideró como regular la gestión de Lula al frente del Ejecutivo brasileño. Esta cifra es inferior al 28 por ciento que había obtenido en septiembre último en esta misma categoría. La mejor opinión del presidente se registró en las zonas norte, nordeste y centrooeste del país, regiones en las que están los estados más pobres y en los que recibió hasta un 81 por ciento de respaldo.

En cuanto al desempeño económico, el gobierno recibió una calificación de bueno y óptimo de parte del 61 por ciento de los consultados, superando por 23 puntos la consideración lograda en febrero de 2006 sobre este tema. En el área de las políticas sociales, la gestión de Lula consiguió un 58 por ciento de apoyo popular, tópico en el que también se ve beneficiado, al superar el 36 por ciento de aprobación alcanzado en febrero de 2006.

En momentos en que Brasil comienza a sentir las primeras repercusiones de la crisis financiera internacional, con una caída que ronda el 34 por ciento en la producción automotriz y con muchas empresas realizando despidos masivos, un 78 por ciento de los consultados consideró que su vida va a mejorar en 2009. Sólo un 3 por ciento manifestó que sus condiciones económicas irán peor durante el próximo año, mientras que un 27 por ciento dijo no haberse enterado de la crisis.

Lula llegó al poder en 2003 representando a una coalición de partidos de izquierda y desde el 1º de enero de 2007 lleva adelante su segundo mandato, para el cual fue reelegido en octubre de 2006.

Comentá la nota