Lula consideró como importante que Obama termine con el bloqueo a Cuba

El presidente de Brasil sostuvo que Barack Obama debe poner fin al embargo a Cuba, cambiar la relación con Latinoamérica y conseguir un acuerdo de paz en Medio Oriente.
El presidente de Brasil, Luiz Lula da Silva, sostuvo este lunes que Barack Obama, quien asumirá mañana como primer mandatario de los Estados Unidos, debe cambiar la relación de Washington con Latinoamérica y, en especial, terminar con el bloqueo económico a Cuba.

"Es importante que Obama dé una señal para Cuba. Es importante que el bloqueo sea destrabado para que Cuba pueda tener una vida normal como todos los países, manteniendo relaciones con todos los países", destacó Lula en su programa semanal de radio.

El mandatario brasileño consideró que la coyuntura en los Estados Unidos es una "buena ocasión" para poner fin al embargo a Cuba, que "no tiene ninguna explicación científica".

Tras calificar de "equivocada" la política de Estados Unidos en la región durante mucho tiempo y recordar la participación del Gobierno estadounidense en la implantación de los regímenes militares en el continente en la década de 1960 del siglo XX, Lula señaló que Obama debe mirar a Latinoamércia de manera "democrática y desarrollista".

El mandatario señaló que en las discusiones a nivel mundial sobre el cambio climático, la expectativa es que Estados Unidos firme el Protocolo de Kyoto de reducción de emisión de gases en diciembre cuando se reúnan de Dinamarca los miembros de las Naciones Unidas.

Además, Lula mencionó que entre los desafíos que Obama tendrá que enfrentarse a partir de mañana, será conseguir un acuerdo de paz en Oriente Medio, lo que va a depender de su capacidad de liderazgo. "El dato concreto es que un acuerdo en Oriente Medio depende mucho de la política estadounidense. Este es un problema que Obama va a tener que decir con mucha competencia si quiere efectivamente la paz en Oriente Medio o no", concluyó

Lula consideró que Obama debería "tomar la iniciativa" para buscar un acuerdo en la Ronda de Negociaciones de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC), con la responsabilidad de solucionar la crisis mundial, que "nació dentro de Estados Unidos". "Doha sería una ayuda enorme para los países pobres, sobre todo para los que tienen la agricultura como base de sus economías", apuntó.

Comentá la nota