Es un lujo para pocos

BOLIVIA - BRASIL / A LAS 17: Brasil, ya clasificado, viajó a Bolivia con un equipo mixto (sin Kaká, con Adriano) y 11 triunfos al hilo.
Si Brasil y Bolivia juegan hoy, separados del resto de los partidos de la fecha, es porque, clasificado uno, eliminado el otro, no hay nada en juego entre sí. Lógico, cada selección tiene su objetivo. El Scratch, terminar como líder las Eliminatorias Sudamericanas. Los del altiplano, simplemente terminarlas...

Tan cómodo está Brasil en el continente que, como hizo Martino en Paraguay (con un partido más jugado, comparten la punta con 33 unidades), el técnico Dunga se da el lujo de reservar algunos futbolistas: Kaká, Luis Fabiano, Gilberto Silva y Helton se quedaron en Río de Janeiro... Ya habían sido descartados Lucio y Juan, por lesión. Y en el mix se ganó un lugar, por ejemplo, Adriano. El delantero del Flamengo hará dupla con Nilmar, del Villarreal.

Para mitigar los efectos de la altura, Brasil se instaló en Santa Cruz de La Sierra y viajará a los 3.600 metros de La Paz sobre la hora. La última vez que ganaron allí fue por la Copa América 97, cuando Dunga era el capitán. Ahora es el técnico del campeón de la Copa Confederaciones, que lleva 11 triunfos al hilo y 19 juegos sin perder.

Por el lado boliviano (sólo se vendieron el 30% de las entradas), el DT Erwin Sánchez tiene una sola duda, y está en el arco: Carlos Arias o Hugo Suárez.

Comentá la nota