En Luján, aumentaría un 101% el inmobiliario rural

En este distrito el incremento es uno de los más bruscos. Sólo lo superan partidos como General Pinto, Saliqueló, Azul, Saladillo y San Miguel del Monte. Ruralistas pusieron el grito en el cielo.
El aumento del Impuesto Inmobiliario Rural (IIR) que en el marco de la nueva reforma impositiva impulsa el gobierno provincial, buscará ser aprobado este miércoles por el oficialismo en Diputados. El proyecto contempla subas que superan el 120 por ciento en varios distritos bonaerenses según números oficiales.

Si bien la defensa que esgrime el Ejecutivo sostiene que su impacto en el sector agropecuario será "menor" –ya que la variación promedio de la suba del IIR oscilará entre "el 20 y el 30 por ciento"- lo concreto es que en algunos distritos, y no necesariamente los más productivos, las subas superarán ampliamente ese promedio: en General Pinto se propone un aumento de 129 por ciento; en Saliqueló, del 122; Azul, 105; Saladillo, 103 por ciento; San Miguel del Monte, 102 por ciento; y Luján 101, entre los aumentos más bruscos.

La suba del "30 por ciento promedio" de la que habla el Ejecutivo se explica por reducciones del valor del IIR previstas en algunos municipios –sobre todo del conurbano, donde la producción agrícola es inexistente- y de tasa cero en otros (los 12 municipios del sudoeste más castigados por la sequía).

Pero en 80 de los 134 distritos bonaerenses se prevén aumentos, según indican los números oficiales que el titular de la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA), Rafael Perelmiter, precisó esta tarde a los jefes de los bloques de la oposición en una reunión donde explicó los alcances del proyecto de reforma impositiva que el oficialismo intentará tratar y aprobar mañana en Diputados para luego girar al Senado. El diputado del ARI, Walter Martello, advirtió incluso que las subas del IIR "llegarían hasta el 400 por ciento" para muchos productores porque Perelmiter "omitió decir que en campos medianos y grandes, a partir de cierto número de hectáreas, se suma al nuevo aumento otra alícuota que ya se aplica".

Perelmitir buscó apoyo de la oposición, ya que el oficialismo tiene dificultades para lograr sentar en sus bancas a 47 diputados propios, necesarios para garantizar el quórum y aprobar el nuevo paquete impositivo, que también incluye subas en el Inmobiliario Urbano para el 20 por ciento de los contribuyentes, modificaciones en Patentes, entre otros.

Pero todos los bloques de la oposición –excepto el cobismo, que no asistió y su postura es una incógnita- plantearon tras la reunión con Perelmiter su negativa "total" a avalar el proyecto.

Las subas previstas en el Inmobiliario Rural y el nuevo tributo que busca crear la Provincia para gravar la carga y descarga de productos en los 9 puertos de la provincia son los impuestos más cuestionados. Este último tributo –que hoy no existe en los puertos- afectaría la competitividad de las terminales y se trasladaría al productor, según las advertencias de legisladores, y sectores rurales y portuarios. Dirigentes rurales señalaron que se trata de una "retención encubierta" a la exportación de productos agropecuarios que conforman la mitad de las toneladas que mueven los puertos bonaerenses. Frente a las dificultades financieras para pagar sueldos, el Ejecutivo pretende comenzar a aplicar este impuesto –junto a la gravación de la transferencia gratuita de bienes- a partir de octubre, y el resto del paquete desde del 1º de enero del año próximo. En los puertos, se quiere cobrar 8 pesos por tonelada de mercadería cargada (exportación), 24 pesos por tonelada descargada (importación) y 3 pesos por tonelada removida.

"Se busca llevar a los sopapos al sector agropecuario otra vez, que es el eslabón más fino de la cadena, el sector agropecuario. De los 1130 millones de pesos que busca recaudar la nueva reforma no menos de 600 o 700 van a salir del campo" dijo el titular del bloque de Diputados de la UCR, Ricardo Jano.

Según indicaron varios de los diputados presentes, Perelmiter, siguiendo una orden del gobernador Daniel Scioli, se mostró esta tarde inflexible a realizar modificaciones a los aumentos previstos señalando que "este es el momento" de aplicar las subas de impuestos para mejorar la recaudación.

RURALISTAS SE OPONEN

Frente a la intención del gobierno bonaerense de aumentar el Impuesto Inmobiliario Rural no tardaron en generarse duras críticas desde el ruralismo, que consideró la iniciativa como "un verdadero disparate".

"Nos parece un verdadero disparate que –el gobernador bonaerense, Daniel- Scioli, después de tener todas esas actitudes de no acompañar nuestros reclamos, nos quiera imponer una mayor presión fiscal, cuando no tenemos ya espalda para aguantarlos", señaló Guillermo Gianazzi, representante bonaerense de Federación Agraria.

Por su parte, Javier Jayo Ordoqui, secretario de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), consideró que la medida es "un abuso" e indicó que "el gobernador no ha visto la realidad de la provincia, y con esta medida perjudica aún más a los productores más castigados por las medidas de la Nación".

"En lugar de seguir exprimiendo a los productores bonaerenses, Scioli debería reclamar a la Nación los puntos perdidos de Coparticipación", señaló el dirigente, al tiempo que remarcó que también se dispuso de una mayor carga a los puertos de la Provincia, lo que genera, a su parecer, "una desventaja competitiva respecto de las terminales santafesinas, que pagan mucho menos impuestos".

Ante el eventual tratamiento del proyecto en la legislatura, Jayo Ordoqui pidió realizar "una seria etapa de consultas", y se quejó porque "hay un nuevo ministro de Asuntos Agrarios que conocemos sólo por declaraciones periodísticas, pero no se nos ha acercado aún, y la falta de diálogo es constante".

Gianazzi, en tanto, adelantó que convocará a una reunión a la Mesa Agropecuaria bonaerense para tratar el tema, y señaló que buscará la manera de "hacerle llegar al gobernador" su descontento.

"Nos causa bronca que el gobernador quiera paliar el déficit bonaerense ordeñando aún más a los productores: tiene que plantarse frente al gobierno nacional para reclamar por los recursos nuestros que son apropiados por la Nación", manifestó el ruralista.

Comentá la nota