LUIS PAGANI, DE ARCOR, FUE REELEGIDO AL FRENTE DE LA AEA Empresarios piden menos impuestos y más créditos

Ante la crisis, la asociación que nuclea a los principales empresarios del país quiere subir el perfil. Preocupa la caída de producción y el empleo para 2009
Con la reelección de Luis Pagani como su presidente y en el actual contexto de crisis, la Asociación Empresaria Argentina (AEA) renovó su discurso. Preocupados por la coyuntura actual y las perspectivas para 2009 no sólo en materia de producción, sino también de capacidad de sostener el nivel de empleo, los hombres de negocios más influyentes del país se animaron a advertir que el Gobierno debería reducir la presión impositiva sobre el sector privado y ayudar a las compañías en la búsqueda de financiamiento.

“Nos gustaría que en este momento de crisis se recuerde que el principal motor del crecimiento son las empresas privadas y que en este momento de desaceleración de la actividad, nos parece conveniente reducir la presión impositiva”, enfatizó el director ejecutivo de AEA, Jaime Campos. Aunque no hizo mención a ningún tributo en particular, la asociación ha reclamado en algunos documentos la eliminación del impuesto al cheque.

En un notorio cambio de estrategia comunicacional, el directivo destacó que los empresarios de la entidad consideran necesario “trabajar para preservar y fortalecer a las empresas, y así cuidar el empleo”.

Durante la asamblea en la que ayer el CEO y principal accionista de Arcor, Luis Pagani, fue reelegido al frente de la entidad, los directivos de las firmas líderes del país se mostraron especialmente preocupados ante la escasez de crédito. “Debemos trabajar junto con el Gobierno para analizar diversas alternativas que nos permitan acceder al financiamiento. Con la crisis, se complica la obtención de préstamos de corto y largo plazo”, enfatizó Campos.

Aunque desde su creación –con motivos de la crisis de 2001– AEA siempre cultivó el bajo perfil, a partir de ahora, y previendo un escenario muy crítico el año próximo, la entidad que agrupa a empresarios como Paolo Rocca (Grupo Techint), Aldo Roggio, Sebastián Bagó y Amalita Lacroze de Fortabat, entre otros, buscará tener mayor protagonismo. Incluso, esta estrategia comenzó a vislumbrarse ante la aparición de Rocca en el seminario Propyme organizado por Techint.

Un empresario pyme le pidió un consejo para afrontar la crisis y luego de decirle que “nunca antes” había visto un “cambio de expectativas tan pronunciado”, le recomendó cuidar la caja, no invertir y cuidar a los trabajadores. También sugirió una devaluación del peso, al advertir las complicaciones de la industria para competir con Brasil.

Comentá la nota