San Luis: notable recuperación de cultivos por las lluvias

En su última evaluación agronómica, técnicos del INTA detectaron una inusual aparición de poblaciones de tucuras en algunas zonas de la provincia, que amenaza con daños económicos en los sembradíos.

Las generosas y amontonadas lluvias de diciembre mejoraron notablemente los cultivos de maíz, girasol y soja en gran parte de la provincia, según el último relevamiento del INTA sobre las cinco zonas agrícolas de San Luis.

En tanto, en esta campaña las tucuras se presentaron con mayores poblaciones que en las últimas campañas, reveló el informe técnico mensual en el que además se advierte que poblaciones de esta plaga en altos niveles están siendo detectadas actualmente en algunas zonas de la provincia con soja, girasol y pasturas. Se trata de insectos cercanos a las langostas, con excelente capacidad de traslado y considerado un serio enemigo de la producción vegetal por su destructiva voracidad.

Para lograr la prevención y control más eficiente de las adversidades que pudieran aparecer, como malezas, plagas y enfermedades, el monitoreo continuo sobre los lotes es lo recomendado por los autores del último relevamiento, integrantes de la Unidad de Extensión y Desarrollo Territorial Villa Mercedes del INTA, Jorge Garay, Ricardo Rivarola, Noel Baigorria, Pablo Cangiano y Carlos Bonzazo.

La evaluación agronómica realizada para la Red de Información Agropecuaria para la región Pampeana (RIAP) indica que en el sur de Villa Mercedes, Justo Daract, Juan Jorba, La Punilla y Valle del Conlara, los maíces en general se encontraron en buen estado, recuperados por las lluvias del mes pasado, aunque la sequía registrada en noviembre deterioró algunas plantas.

Sin embargo, en sectores como La Esquina, al sur oeste de Fraga, se observaron lotes con elevado daño por granizo, mientras que en cuanto a plagas se observó presencia de gusano cogollero y tucuras.

En la zona de San Luis, El Durazno, La Petra, Eleodoro Lobos y Granville, la mayoría de los maíces mejoraron su estado general por la buena cantidad de precipitaciones durante diciembre: 130 a 140 milímetros para una amplia zona de cultivos cercana a la ciudad capital.

El informe advierte sin embargo las excepciones observadas en lotes que sufrieron la sequía próxima a la siembra, en donde se detectaron daños severos, mientras que algunos campos que fueron afectados por la helada de noviembre, se resembraron.

“Los herbicidas preemergentes y postemergentes han actuado de manera excelente, ya que no hay malezas que compitan con el cultivo”, destacaron los técnicos.

En cuanto a los cultivos de girasol, hacia el sur de la provincia, de Villa Mercedes a Buena Esperanza, se observaron lotes en buena condición general, aunque se reportaron apariciones de hongos en cuadros con girasol confitería, que provocan mermas en rindes potenciales.

En el norte y oeste de la provincia, se observaron girasoles de siembras tempranas y tardías. Los primeros se hallaron en condiciones buenas, sin importantes afectaciones por adversidades. En los implantados tardíamente constataron lotes ralos con pérdidas de plantas.

También se vieron ataques de oruga medidora en intensidades cercanas al umbral de daño económico, aunque también hay lotes que están siendo pulverizados para su control.

En San Luis, El Durazno, La Petra, Eleodoro Lobos y Granville, los girasoles están con el botón floral que comienza a diferenciarse. Visto desde arriba las brácteas inmaduras tienen la apariencia de una estrella de numerosas puntas, según describieron.

Los especialistas destacaron el “retraso generalizado” en el desarrollo del cultivo con respecto a campañas anteriores donde para diciembre “ya se encontraban definiendo su rendimiento final”. De todos modos, no se registró la aparición de “roseta” como maleza clave en girasol.

Los cultivos de soja en la zona del Valle del Conlara, Villa Mercedes, hasta Buena Esperanza, se hallaron en condición regular a buena, con algunos lotes con maíz guacho, una maleza que compite con la soja. También se relevaron lotes con orugas desfoliadoras y tucuras, plagas consideradas importantes de ser monitoreadas oportunamente.

En San Luis, El Durazno, La Petra, Eleodoro Lobos y Granville, la mayoría de las sojas están en los primeros estadios vegetativos, mientras que otras ya ingresaron en las primeras etapas reproductivas.

“Las malezas han sido correctamente controladas en tiempo y forma al igual que los insectos propios de tales periodos, como cortadoras, desfoliadoras, hormigas y tucuras”, destacaron los técnicos del INTA.

Comentá la nota