San Luis: la Municipalidad recibió más de 700 pedidos de poda.

También hay varios pedidos de erradicación. La titular del área, Yvonne Scarpati, informó que las solicitudes de los vecinos se realizaron a través de expedientes, llamados al 0-800.
La directora de higiene urbana y espacios públicos, Yvonne Scarpati, informó que a través de una campaña de concientización sobre el cuidado del arbolado urbano, el área recibió más de 735 pedidos de erradicación y poda en la ciudad de San Luis.

La funcionaria expresó que los motivos más usuales para sacar los árboles de la vía pública son por causa de cañerías tapadas, roturas de veredas y por tocar el cableado eléctrico. "Estas falencias se deben a que se planificó mal el arbolado y tampoco hubo un buen mantenimiento", aclaró la titular del área.

En lo que respecta a las podas, la funcionaria dijo que "es necesaria para dirigir el crecimiento de la planta, además de cumplir con necesidades funcionales, como sombra, cubrir pérgolas y dar protección, entre otros", comentó Scarpati y además señaló que "la poda sirve para mantener las plantas armónicas y sanas, eliminando ramas muertas que son fuente de propagación de enfermedades y mejorar la producción de flores y frutos".

La funcionaria dijo que el mejor momento de realizar la poda es en invierno y comienzo de primavera, antes que comience el crecimiento de las plantas. Allí aclaró que algunas patrullas de su área realizan podas de diámetro pequeño en las ramas para que el tejido meristemático (responsable del crecimiento vegetal) se cierre y cure la herida antes de la llegada del otoño. También se efectúan podas de diámetros mayores, porque el arbolado público no tuvo el mantenimiento correcto.

"La idea es hacer un plan de reposición, ya que se realizó un censo sobre las especies más problemáticas en la ciudad como es el caso de los olmos, paraísos, sauces y álamos, entre otras especies arbóreas".

Ramas

En cuanto a las ramas que se extraen del arbolado público, la funcionaria dijo que las más pequeñas se trasladan al Centro de Disposición Final para chipiarlas y hacer mulching (sistema de acolchado o protección, que consiste en ubicar una capa de materiales orgánicos o inorgánicos rodeando las especies vegetales del jardín, además constituye una forma de retener la humedad que precisan las plantas, evitando el crecimiento de malas hierbas por falta de luz y combatir así la maleza. Además brinda calor en invierno y mejora la estructura de los árboles y plantas).

En lo que respecta a las ramas grandes, Scarpati dijo que junto a la Dirección de Promoción Social, a cargo de María Eugenia Vergés, donan los trozos de troncos a personas de escasos recursos para que los utilicen como leña.

Comentá la nota