San Luis: mordaza de prensa para los funcionarios

Una resolución del Ministerio de Salud exige que sus integrantes informen con antelación si tendrán contacto con medios de comunicación.
La semana pasada los medios opositores al gobierno de Alberto Rodríguez Saa salieron a denunciar actos de censura del Ministerio de Salud provincial. Las críticas surgieron luego de que el titular del área, Julio Quevedo, emitiera un memorándun interno en el que obliga a todos los funcionarios del sector a informar con antelación cualquier invitación periodística para asistir a medios televisivos o radiales o brindar información a medios gráficos.

Consultado por Críticadigital, el Jefe del Subprograma de prensa y comunicación del Ministerio de Salud puntano, Luis Arnó, aclaró que "no hay ninguna mordaza ni censura. Los medios opositores desvirtuaron el sentido de una comunicación interna", afirmó y añadió: "Todos saben que el ministro Quevedo jamás niega una entrevista a nadie".

"Dentro del Ministerio todos están autorizados a hablar de su especialidad", aseguró el vocero y desmintió categóricamente que tengan plazos de antelación para informar sobre las participaciones en los medios de comunicación: "Todos debemos responder a nuestros superiores, nada más que eso. Pero no deben hacerlo con 48 horas ni con ningún plazo. Ellos sólo tienen que comunicar que van a asistir al medio a hablar de algún tema en especial. Es una cuestión de organización que implementó el ministro", enfatizó Arnó.

Y acusó a algunos medios opositores "como Periodistas en la Red y Edición Abierta" de desvirtuar la información. "Hay portales de noticias que hablan de censura y no es así. Lo que pasó es que el memorándun se filtró y llegó a algunos médicos del Policlínico Regional que están agrupados en la asociación A.P.T.S. que critican constantemente al Ministerio porque ellos quieren un lugar dentro de la estructura y están buscando ser reconocidos como gremio. Quieren pasar por encima al gremio real de Salud, que es A.T.S.A", cuestionó el vocero.

Los medios opositores, por su parte, calificaron la decisión como una "insólita conducta de censura". El portal de noticias Periodistas en la Red calificó la decisión de "bochornosa" y dio a conocer de manera textual parte del comunicado: "Se comunica a todos los Jefes de Áreas, Subprogramas y Programas de éste Ministerio de Salud, que deberán informar con anticipación (48 hrs. y/o hrs. antes) cualquier contacto con la prensa (oral, escrita y televisiva) para ser informada al Señor Ministro de Salud. La misma actitud, deberán tomar los señores funcionarios que participen en programas de radio y televisión".

Tal fue la repercusión que tuvo el tema, que este martes el Diario de la República, que es propiedad de Adolfo y Alberto Rodríguez Saá, publicó una aclaración. El artículo asegura que el memorándum "se refiere a la necesidad de organizar la agenda de prensa en cuanto a los temas que tienen que ver con la salud y a los efectos que la información sea precisa".

Y concluye dejando en claro que "todos los funcionarios del Ministerio de Salud deben informar, si lo consideran oportuno, sobre su actividad y hechos destacables del momento cuando les sea solicitado por la prensa sin mediar ningún tipo de autorización".

Comentá la nota