LUIS JUEZ PIDE A LOS RURALISTAS QUE TERMINEN CON LA "GILADA DEL ESCRACHE"

El candidato a senador por el Frente Cívico Luis Juez pidió hoy a los ruralistas que terminen con "la gilada del escrache" contra funcionarios y legisladores del oficialismo, al afirmar que ese modo de protesta "es antidemocrático" y, además, están "victimizando a un tipo que no se lo merece".
"Si tienen ganas de protestar junten ganas y vayan el 28 (de junio) a hacer de fiscales", propuso Juez, quien por otra parte afirmó que el ex presidente Néstor Kirchner "hace cinco años" criticaba a "los caudillos del conurbano bonaerense" porque "eran lo peor de la política", pero ahora "lleva 47 inmostrables" a la cabeza de las listas de concejales.

Se refirió así a los intendentes que encabezan las nóminas de concejales de una manera "testimonial" a la gestión del oficialismo.

"El tipo reflexionó que si esos tipos no laburan, no trabajan, no traccionan, y si no tracciona no gana", enfatizó el ex intendente cordobés.

Asimismo, pidió a los productores agropecuarios que se dejen "de joder con esa gilada del escrache" que, puntualizó, es "antidemocrático" y, además, están "victimizando a un tipo que no se lo merece", tras las agresiones sufridas por el gobernador bonaerense Daniel Scioli y el diputado santafesino Agustín Rossi.

Indicó Juez que aquellos "caudillos del conurbano bonaerense estuvieron con la dictadura, con (Eduardo) Duhalde, con (Carlos) Menem, también están con Kirchner, y mañana van a estar con el que esté, porque son oficialistas, entonces pícaramente Kirchner sabe que esto va a pasar, porque estas elecciones legislativas donde uno no pone el pescuezo no tracciona, no se mueve".

"Entonces es una maniobra de un alto grado de coacción para obligar a los intendentes del conurbano que laburen la campaña, en esta Argentina donde el conurbano bonaerense elige presidente, y esto tiene poco de federal", completó.

En declaraciones a radio Continental, opinó que esas postulaciones, como también las de Scioli y del jefe de Gabinete, Sergio Massa, que fueron avaladas por la Cámara Nacional Electoral, implican "una flagrante violación a la Constitución, una estafa a la población, una clara extorsión, un mecanismo casi diría de coacción maquiavélica de Kirchner".

Comentá la nota